El Gobierno local de Fuenlabrada ha descartado en base a los informes del parque municipal de bomberos, que los cinco últimos incendios industriales registrados en la localidad en apenas un mes hayan sido “intencionados”.

Además, las mismas fuentes han precisado que estos incendios no tienen relación entre ellos y que, en ningún caso, se contempla la posibilidad de que hayan sido provocados por la acción de un eventual pirómano.

En ningún caso, se contempla la posibilidad de que hayan sido provocados por la acción de un eventual pirómano

En este punto, han puntualizado que si hay más presencia policial en estas zonas es para vigilar los acotamientos a las naves que han resultado dañadas por las llamas y que podrían sufrir riesgo de derrumbe.

En este sentido, el Ayuntamiento ha apelado a los informes de bomberos para precisar que el más grave de ellos, el de la fábrica de disolventes de La Cantueña del pasado día 12, se inició a causa de la “electricidad estática”, que habría provocado una pequeña deflagración en la factoría.

En este caso, como en el del resto, se descarta también un incendio provocado por el tema de cobro de seguros, sobre todo, por el riesgo que supondría hacer arder una fábrica de estas características, ya que los seis contendores con productos químicos podrían “hacer volar medio polígono”.