Madrugada histórica para Fuenlabrada y Leganés. A las 00.00 horas de este 15 de mayo, día de San Isidro, los búhos que comunican ambas ciudades con Madrid partirán desde Atocha tras cambiar su cabecera de Aluche, sitio original desde que se presta este servicio de transporte.

Así, en la madrugada del 14 al 15 de mayo, el alcalde de Leganés, Santiago Llorente, la consejera de Transportes de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, y al alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala, inauguraran desde Leganés el nuevo servicio de los autobuses N-802, N-803 y N-804 y posteriormente se trasladan a Atocha, nueva cabecera de los búhos.

En el caso de Fuenlabrada, la línea nocturna N-803 se desdoblará en dos, lo que permitirá cubrir más territorio de la ciudad e incrementar la frecuencia de autobuses que conecten el municipio con la capital. A pesar de ello, desde Ganar Fuenlabrada insisten en que las nuevas líneas “dejan abandonados a los usuarios que utilizaban la línea para trasladarse a Carabanchel o Aluche”.

Por este motivo, la formación de izquierdas defiende “alargar la cabecera de Aluche a Príncipe Pio” y que se cree una línea nueva directa entre Atocha y Fuenlabrada. “El sabor agridulce viene de saber que esto es un gran paso en el camino que pone a Fuenlabrada al mismo nivel que otras ciudades, de avanzar hacia una mejor conexión con la capital, pero también con la pena de saber que muchos vecinos ahora tendrán que hacer un recorrido más largo Fuenlabrada–Atocha–Carabanchel por intereses partidistas”, han dicho finalmente.