Reunión CSD
Imagen de la reunión (Foto: ACB Photo/Emilio Cobos)

La Copa del Rey de baloncesto se jugará finalmente desde este jueves en Gran Canaria después de que la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) y la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP) hayan alcanzado este martes un acuerdo satisfactorio para el nuevo convenio de cara al periodo 2018-22, lo que  ha permitido desconvocar la huelga de los jugadores cuyo inicio estaba previsto para este miércoles, un día antes del arranque del torneo copero.

El acuerdo se ha sellado después de más de tres horas de reunión en el Consejo Superior de Deportes (CSD) y bajo la mediación del presidente de este organismo, José Ramón Lete, que a la conclusión de este decisivo cónclave ha felicitado “a la ABP y a la ACB por la consecución de este acuerdo que acaban de firmar. Han demostrado generosidad y altura de miras”, ha subrayado Lete antes de precisar que “con este acuerdo jugadores, clubes y competición quedan protegidos y, por tanto, sale ganando el baloncesto”.

La secretaria general de la ACB, Esther Queraltó, y el presidente de la ABP, Alfonso Reyes, han sido los encargados de oficializar este compromiso que viene a sellar la paz en el baloncesto español después de unos días de enorme inquietud ante la amenaza que se cernía sobre la celebración de una competición tremendamente popular entre los aficionados.

De ahí que Reyes haya recalcado que “se trata de un grandísimo día para nuestro baloncesto. Salimos con una nueva relación entre jugadores y clubes y con un punto de partida importante para afrontar los retos que tenemos que solventar”, ha dicho el dirigente de la ABP visiblemente emocionado. “Y ahora toca disfrutar de la Copa, que es la joya de la corona”, ha remarcado.

El gran punto de desencuentro entre jugadores y clubes era el llamado Fondo Social, la cantidad anual que la ACB abona a la ABP para su funcionamiento y mantenimiento. La cifra hasta ahora era un fijo de 315.000 euros y la intención de la ACB era rebajarla a una cantidad sensiblemente menor más un variable del uno por ciento de los derechos televisivos.

En virtud de este nuevo acuerdo, no habrá ningún variable en función de la televisión y se fijan tres cantidades diferentes para los años del convenio. Así, se mantiene la cifra de 315.000 euros durante el primer y el segundo año (2018/19 y 2019/20), pero la cantidad se rebaja a 280.000 euros en el tercero (2020/21) y a 270.000 en el cuarto y último año del nuevo convenio (2021/2022).