Tal y como avanzaron el pasado 8 de junio, los médicos internos residentes (MIR) han salido a la calle y a las puertas de los principales hospitales de la Comunidad de Madrid, para reivindicar mejoras en sus condiciones. Se trata de una jornada de huelga, la de este 13 de julio, que puede repetirse en el futuro si no se llega a un acuerdo con la Consejería de Sanidad.

Escasez de personal, de material de protección, retribuciones, permisos o formación son algunas de las reivindicaciones del sector, que este lunes han hecho valer en las calles.

La manifestación más multitudinaria ha sido la de Madrid capital. Con una pancarta bajo el lema: ‘Nuestros derechos blindan la sanidad pública’, cerca de un millar de MIR han estado frente a las dependencias de la Consejería de Sanidad en la calle Sagasta, para desde allí dirigirse a la sede del departamento que lidera Enrique Ruiz Escudero, en la calle Aduana.

Esta manifestación se ha producido también en otros hospitales de la región, a lo largo de la mañana, como en el caso del Hospital Severo Ochoa de Leganés, donde a las puertas del centro se han movilizado los médicos.

DISPOSICIÓN A NEGOCIAR

La Consejería de Sanidad ha cifrado en casi un 44% el seguimiento de la huelga indefinida del colectivo de médicos internos residentes (MIR) en su primera jornada y ha reiterado su disposición “a negociar y a valorar las reivindicaiones”.

“La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid sigue dispuesta a negociar y a valorar las reivindicaciones que hacen los médicos internos residentes de nuestra región con ese documento que nos presentaron y siempre que esté dentro de nuestro ámbito competencial”, ha manifestado el consejero, Enrique Ruiz Escudero.

Según Escudero, “el mayor grueso de esas reivindicaciones entran dentro de un convenio colectivo en el que la Comunidad de Madrid no tiene capacidad para poder negociar, puesto que se revisan cuestiones formativas o cuestiones referentes a la remuneración de estos médicos internos residentes”.

“Como ya hicimos el jueves pasado en el Consejo Interterritorial, estamos dispuestos a elevar esa petición de los residentes madrileños, para poder negociar ese convenio colectivo de ámbito nacional, para no romper la equidad de la formación de nuestros residentes dentro del Sistema Nacional de Salud”, ha agregado el consejero de Sanidad madrileño