Este fin de semana, los militares de la Bandera de Infantería Protegida Roger de Lauria (BPAC) patrullan Griñón. Esta unidad militar adscrita al Ejército de Tierra Español fue fundada en 1957, participando activamente en zonas de guerra como Bosnia en los años noventa.

Ahora está desplegada en Griñón, controlando las zonas de acceso al pueblo y salida también, tanto en vehículos militarizados como por parte de las patrullas a pie.

Junto a ellos, Guardia Civil y Policía Local, que según el Ayuntamiento están a disposición de la BPAC las 24 horas del día.

Además desde el Consistorio han informado que ya se han preparado dos plazas más de Policía Local para aumentar la plantilla “y reforzar la seguridad en el municipio”. Si bien se iniciarán los plazos una vez suspendido el Estado de Alarma.