El Ayuntamiento de Fuenlabrada ha informado que los parques de la ciudad abrirán en cuanto concluyan los trabajos de inspección y saneamiento de los árboles. Los parques permanecen cerrados desde el 7 de enero por la borrasca Filomena.

“Los servicios municipales llevan todos estos días trabajando en los parques y zonas verdes de la ciudad para retirar ramas dañadas, podar árboles y comprobar todas las áreas afectadas, con el fin de que la población pueda volver a utilizarlos cuanto antes, pero con todas las medidas de seguridad”, explica el concejal de Medio Ambiente, Felipe Pinel.

Este martes abrió sus puertas el parque de Huerto del Cura y en los próximos días lo harán el resto de parques de Fuenlabrada, una vez finalicen los trabajos de inspección y saneo. Las especies más afectadas han sido sobre todo pinos, aligustres, olmos, olivos y mimosas.

Por otro lado, los servicios municipales también se ocupan de las zonas de praderas que aún acumulan agua por el deshielo de la nieve provocando encharcamiento e inseguridad para la población