La Mesa de la Asamblea de Madrid ha acordado este martes que el ‘Proyecto de Presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2022’ se debatirá y votará en los plenos del 21 y 22 de diciembre. Estas cuentas, que alcanzan los 23.000 millones, lo que supone un incremento de casi un 15% respecto a 2019, son las más elevadas de la historia de la región.

El consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, ya dijo la semana pasada en el registro de los presupuestos en la Cámara regional que estas cuentas son las de la “recuperación” y que “van a estar a la altura de un Madrid dinámico, que crece”, y que está “saliendo adelante”. Apostarán por la Natalidad, la Sanidad, la Educación, el Medio Ambiente y la modernización del Transporte, entre otras áreas.

La negociación con VOX continúa abierta y el Gobierno regional está valorando el conjunto de las propuestas y viendo cómo pueden buscar puntos de encuentro. “Sin conocer el conjunto de las propuestas de VOX, nosotros ya hemos empezado a cumplir con esa bajada de presupuesto en Telemadrid; hemos expresado que estamos dispuestos a reformar leyes y estamos dando cumplimientos a los compromisos adquiridos”, aseguró el titular de Hacienda.

Desde VOX han trasladado que mantendrán la mano tendida para que estos Presupuestos salgan adelante, algo que irán negociando con sus propuestas durante el proceso de enmiendas. Vox ha dejado claro al Gobierno de la Comunidad de Madrid que la gratuidad de la Educación es la propuesta más importante en la negociación de los presupuestos y no cree que les suponga “un drama” al Ejecutivo autonómico destinar 100 millones de euros a la educación gratuita de los 23.000 millones.

ENMIENDAS DE SOCIALISTAS Y COMUNISTAS

Por su parte, los grupos parlamentarios de izquierdas ya han mostrado su descontento. Así, Más Madrid y Unidas Podemos ya han avanzado que registrarán una enmienda a la totalidad a las cuentas de Ayuso, porque suponen “un retroceso” en los servicios públicos de calidad.

Por su parte, el PSOE ha pedido al Gobierno regional que retire estos presupuestos y que elaboren otros entre todos los grupos que se centren en solventar los verdaderos problemas de los madrileños y dejen de estar “bajo el yugo de VOX”.