CC.OO., UGT, CGT y STEM han acordado este miércoles posponer la huelga de Educación a los días 22 y 23 de septiembre como “voto de confianza” a la Comunidad de Madrid, tras presentar esta su plan estratégico para la ‘vuelta al cole’, que recoge varias de las peticiones de estas asociaciones.

Según ha explicado la secretaria general de Enseñanza de UGT Madrid, Teresa Jusdado, en declaraciones suministradas a los medios, este traslado de la huelga responde a la vuelta escalonada a las aulas y es una forma de permitir que “se implementen todas las medidas del plan de retorno seguro”.

En un principio, estos paros iban a ser el 4 de septiembre en las escuelas infantiles, el 8 en Educación Infantil y Primaria y centros de Educación Especial; el 9 en Institutos de Educación Secundaria y Formación Profesional; y el 10 de forma conjunta en todos los niveles y enseñanzas de la Educación Pública.

Según recoge el comunicado intersindical emitido tras la reunión, aunque no se cumplen todas las reivindicaciones sí que se contemplan en el plan del Ejecutivo regional presentado ayer y sobre el que ya se venía trabajando, “mejoras sustanciales en muchos puntos de las exigencias de las organizaciones”.

“La credibilidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid es escasa dada su constante improvisación, retraso en tomar medidas y a que anteriores anuncios luego no se han plasmado en la realidad”, prosigue el texto.

Es por ello que entienden que los profesores necesitan que las medidas “se hagan efectivas de inmediato y se organicen de forma adecuada” para que los centros tengan tiempo para planificarse “adecuadamente”.

“Las organizaciones sindicales exigen respeto al profesorado y a sus representantes, su implicación con las familias y el alumnado es total y su única intención es conseguir una vuelta segura a las aulas, poner todo de su parte y trabajar intensamente para ello”, han concluido.

PLAN DE LA COMUNIDAD

El curso comenzará el 4 de septiembre para 0-3 años, el 8 para Educación Especial, Infantil (3-6 años) y 1º, 2º y 3º de Primaria, el 9 para 3º y 4º de la ESO y Bachillerato, el 14 para Educación para Adultos, el 17 para 4º, 5º y 6º de Primaria, el 18 para 1º y 2º de la ESO, FP Básica y Grado Medio y el 28 para FP Superior.

De esta forma, la Comunidad de Madrid ha optado por “escalonar” el inicio del curso escolar, una de las principales novedades respecto a los escenarios que tenía previstos el Gobierno regional ya en julio.

Las clases serán presenciales para las etapas de Educación Infantil, Primaria, Especial y 1º y 2º de Secundaria. En primer ciclo de Educación Infantil (0-3 años) acudirán todos los alumnos de manera presencial y deberán permanecer con un grupo estable de convivencia.

En el Segundo Ciclo de Educación Infantil (3-6 años) y Educación Primaria habrá educación presencial con grupos estables de convivencia reducidos a un máximo de 20 o bien ajustados a la distancia de seguridad de 1,5 metros. Para ello, se reorganizarán los espacios en los centros educativos con el fin de que haya más aulas y, en caso de que fuese necesario, se habilitarán espacios alternativos en otros edificios de titularidad autonómica o local o mediante prefabricados. Si no es posible todo lo anterior, se instalarán mamparas en las aulas.

A la vista de la situación sanitaria, los alumnos a partir de 6 años deberán llevar la mascarilla puesta en el centro educativo, incluido en las clases. Cuando la pandemia evolucione de una manera favorable, este límite de edad se elevará a los mayores de 11 años.

SEMIPRESENCIALIDAD DESDE 3º DE LA ESO

En cuanto a 3º, 4º de la ESO, Bachillerato, FP y Educación para Adultos, la educación será semipresencial, pero se deberá garantizar la asistencia al centro de los alumnos entre un tercio y la mitad del horario semanal. Los estudiantes podrán acudir días alternos a clase o por turnos, con franjas horarias de cuatro horas cada día.

En todas las etapas educativas, habrá una flexibilización de los horarios lectivos y las materias, así como un escalonamiento en las entradas y las salidas, con el fin de evitar concentraciones de personas. Asimismo, la Comunidad va a facilitar a los centros que puedan optar por la jornada continua de forma excepcional durante el curso 2020/21.

Respecto al comedor, se mantendrá el servicio ofreciendo la posibilidad de ampliar los turnos, que se utilicen las aulas como comedores o que los alumnos puedan llevarse la comida a casa.