Este martes, 20 de octubre, se ha presentado en Madrid la exposición ‘Gregorio Ordoñez. La vida posible’, que gira en torno al político del PP, que pudo ser alcalde de San Sebastián y que fue asesinado por la banda terrorista ETA.

Después de inaugurarse en San Sebastián el pasado enero y recibir más de 5.800 visitantes, desde este miércoles podrá verse en el Palacio de Cibeles hasta el 10 de enero. A través de tres salas se distribuyen imágenes, documentos inéditos y más de 300 objetos personales que marcaron la vida de Ordóñez. Incluso tres piezas audiovisuales producidas por Iñaki Arteta, además de varias obras de arte.

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ha subrayado que “el mejor homenaje que podemos hacer en Madrid a las víctimas de ETA es pasar por esta exposición” para reconocer a “aquellos que cayeron bajo las balas no de la lucha armada sino de una banda sanguinaria e irracional” y para “saber lo que pasó”.

“No dejemos que el relato de los malos venza nunca. Dejemos que sea el relato del estado de derecho y del respeto a las víctimas el que venza y el que permanezca como una huella indeleble”, ha apuntado el regidor, que ha recomendado ‘La vida posible’ “especialmente” a los jóvenes de la ciudad.

Porque “en una democracia como la que disfrutamos en España sin la memoria de las víctimas no podemos mantener que es una democracia completa”, ha argumentado Almeida, para quien es un “fracaso como sociedad” que los jóvenes no conozcan figuras como la Ordóñez o Miguel Ángel Blanco.

“MEMORIA DE UN TIEMPO QUE DEBEMOS RECORDAR CON VERGÜENZA”

Ana Iríbar, viuda del político y promotora de la exposición junto a la Fundación Gregorio Ordóñez, ha afirmado que “para Gregorio no existía más interés que escuchar al ciudadano y dar soluciones a sus problemas”.

“Me produce vergüenza saber que hay más de 300 familias españolas víctimas de ETA que siguen sin saber lo que es la justicia”

Iríbar ha citado un escrito de un visitante de la exposición en San Sebastián, que definía el recorrido como “memoria de un tiempo que debemos recordar con vergüenza, porque el miedo, con el tiempo, produce vergüenza”.

“Hoy, debo decir, me produce vergüenza saber que hay más de 300 familias españolas víctimas de ETA que siguen sin saber lo que es la justicia, que no hay un discurso coherente en nuestro país frente a populismos rancios de izquierdas y de derechas, y frente a nacionalismo separatista. Me produce vergüenza la falta de sentido común en medio de una pandemia como la que estamos viviendo”, ha dicho antes de preguntarse, sobre su esposo, “qué no dirías hoy a tanto político arrebujado en batas blancas”.

La Comunidad de Madrid participa en la muestra a través de la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas, cuyo consejero, Enrique López, ha destacado que la figura de Ordóñez es “imprescindible en la memoria democrática, esa memoria democrática de verdad, esa memoria de ayer y antes de ayer”.