La Comunidad de Madrid ha activado un dispositivo en Metro de Madrid y en la red de carreteras regionales, ante la previsión de fuertes lluvias a partir de este miércoles, por lo que se han comenzado a poner en marcha medidas preventivas con el objetivo de minimizar el posible impacto de la lluvia tanto en el servicio del suburbano, como en el uso de las vías regionales.

El operativo de Metro incluye la revisión periódica y limpieza de los sumideros de los accesos, así como del funcionamiento de los pozos de bombas pluviales, entre otras instalaciones. También, se comprobarán los pasillos y andenes de las estaciones, con especial hincapié en aquellas que suelen quedar más afectadas con las lluvias, según recoge el Gobierno regional en un comunicado.

Además, desde la Comunidad se ha movilizado a 40 brigadas del Canal de Isabel II, que junto a trabajadores de 56 municipios de Madrid, están trabajando en la limpieza de imbornales, desagües y alcantarillas. Así se están liberando de hielo y ramas que pudieran obstruir los conductos y evitar que el agua que caiga a partir del miércoles, fluya con normalidad.

Ya el domingo, dese el 112 Emergencias de la Comunidad de Madrid, se recordó a los ayuntamientos la importancia de mantener la limpieza de estas zonas, y de otros puntos de sus respectivas localidad.

En este sentido, la consejera de Medio Ambiente, Sostenibilidad y Ordenación del Territorio, Paloma Martín, ha recordado que la limpieza de la vía pública es competencia municipal, subrayando que “la obligación del Canal es realizar de forma ordinaria tareas de limpieza es inspecciones periódicas de la red municipal”, si bien “están fuera de las obligaciones de la empresa pública las intervenciones extraordinaria por acontecimientos atmosféricos y de otra índole”.