El viceconsejero de Asistencia Sanitaria y de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha condicionado este viernes la obligatoriedad o no de vacunación contra la Covid-19 para el personal sanitario y sociosanitario, a la existencia de un marco legal a nivel nacional. Al mismo tiempo ha recalcado la responsabilidad generalizada de los trabajadores de ambos ámbitos a la hora de vacunarse “mayoritariamente”.

“La Comunidad de Madrid no se ha posicionado a este respecto porque entendemos que es un aspecto que viene condicionado por la situación legal a nivel nacional”, ha indicado en rueda de prensa conjunta con la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, para actualizar la situación epidemiológica y asistencial en la región.

El viceconsejero ha recordado que a día de hoy no se contempla legalmente la obligatoriedad de vacunación, por lo que sería necesario un marco legal que afectara a todos los ciudadanos para abordar esta cuestión.

También ha señalado, en segundo lugar, la necesidad de tener en cuenta el punto de vista profesional, en tanto que médico, en el marco del cual entendería que en el caso de quienes trabajan con pacientes de riesgo la vacuna “podría ser obligatoria”. “Como médico”, ha indicado, “comparto” que un profesional sanitario debería estar vacunado.

Asimismo ha puesto sobre la mesa un tercer aspecto como es el ético de los profesionales. En este sentido, se ha felicitado de la responsabilidad generalizada demostrada por el personal sanitario y sociosanitario de la región, que “mayoritariamente” está inmunizado con las dos vacunas.