La Comunidad de Madrid registra este jueves siete casos confirmados de la viruela del mono o viruela símica en la región y eleva a 24 los que están siendo investigados como sospechosos, todos ellos, según las primeras informaciones, fruto de dos cadenas de transmisión.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha llamado a la calma pero ha admitido que se producirán más casos de ‘monkeypox’ en los próximos días. «Esperemos que los casos no aumenten mucho estos días pero tenemos la absoluta certeza de que van a incrementarse el número de casos en los próximos días», ha detallado.

Durante un acto en el Hospital Enfermera Isabel Zendal, el máximo responsable de la Sanidad madrileña ha explicado que estos casos están asociados «a dos focos» y la vía de transmisión ha sido «por contacto muy estrecho». Todos son hombres, evolucionan favorablemente y permanecen aislados en sus domicilios.

En general, la transmisión del ‘monkeypox’ es respiratoria, pero por las características de los casos sospechosos en la región, la transmisión apunta a ser por contacto con mucosas durante las relaciones sexuales.

«Lo que sorprende de esta aparición de esta enfermedad es la amplia distribución geográfica de una enfermedad que estaba erradicada prácticamente», ha advertido Ruiz Escudero tras la aparición de casos en Reino Unido, Portugal, Estados Unidos, Canadá, Francia y Portugal. «Habrá que empezar a preguntarse por qué esa distribución geográfica tan extensa a nivel mundial», ha apostillado.

SÍNTOMAS

También conocida como monkeypox, se trata de una enfermedad muy poco frecuente, que generalmente se presenta con fiebre, mialgias, adenopatías (inflamación en los ganglios) y erupción en manos y cara, similar a la varicela

El periodo de incubación (intervalo entre la infección y la aparición de los síntomas) de la viruela símica suele ser de 6 a 16 días, aunque puede variar entre 5 y 21 días. La tasa de letalidad ha sido en brotes anteriores de entre el uno y el diez por ciento, principalmente en jóvenes.