La Comunidad de Madrid ha cambiado los criterios para aplicar restricciones en zonas básicas de salud, y ahora el umbral no serán los 400 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, sino que se marca como nuevo límite la incidencia media de la región.

Así lo ha señalado la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, en la rueda de prensa de análisis de la evolución del Covid-19 en la región, donde se ha informado de la incorporación de seis nuevas zonas y cinco localidades a las restricciones desde el lunes. Medidas que afectan a 1,3 millones de madrileños.

Andradas ha indicado que, como se hizo en septiembre, se van a ir adaptando los criterios de restricciones en base a la evolución de la pandemia. Cabe recordar que la Comunidad fue bajando gradualmente el umbral de la incidencia de 1.000 a 400, vigente esta última la semana pasada.

Así, a partir de ahora será necesario un crecimiento “significativo” de los casos, que se sitúe a 14 días la tasa sobre la media regional y que los brotes no estén asociados a grupos o colectivos específicos.

Actualmente, la incidencia acumulada a 14 días de 636,1 casos por 100.000 habitantes, motivo por el que se ha decidido adelantar el toque de queda y el cierre de la hostelería.