La Comunidad de Madrid esperará a tener más población vacunada para suprimir la obligatoriedad de llevar mascarilla en exteriores, aunque incide en que esta debe ser una de las primeras decisiones en la “desescalada paulatina” que habría que hacer.

En declaraciones a los medios, a la entrada del Desayuno Informativo de Europa Press que protagoniza el presidente del PP, Pablo Casado, el consejero de Sanidad en funciones, Enrique Ruiz Escudero, ha hecho hincapié en que están valorando suprimirla en exteriores, donde se producen menos contagios, pero ha indicado que es partidario de esperar “un poquillo más”.

Ahora mismo, tal y como ha expuesto, tienen aproximadamente un 40% de madrileños con la primera dosis de la vacuna y a un 20% con la pauta completa.

Para el consejero, lo lógico es que el Ministerio de Sanidad hiciese una labor de “liderar y coordinar” y buscase el momento cuando “el grado de inmunización de todos los españoles estuviese al mismo nivel”.

Ya este lunes, la presidenta de la Comunidad de Madrid en funciones, Isabel Díaz Ayuso, o el presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García Page, manifestaron su intención de plantear esta cuestión en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud.