Madrid se convertirá en la primera región de España en contar con un Plan de actuación de Protección Civil ante atentados terroristas, un proyecto que el consejero de Justicia, Interior y Víctimas del Gobierno regional, Enrique López, y en el que colaborará el Colegio Profesional de la Criminología de la Comunidad de Madrid (CPCM).

López ha presentado este miércoles al decano del CPCM, Ángel García Collantes, dicho protocolo, que es fruto de la disposición adicional segunda de la Ley 5/2018, de 17 de octubre, para la Protección, Reconocimiento y Memoria de las Víctimas del Terrorismo, “y permitirá a la región contar con un programa específico para coordinar adecuadamente la totalidad de los recursos autonómicos con el dispositivo habitual que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado activan en este tipo de emergencias”.

Según ha explicado el consejero, junto a la propia intervención en la emergencia se estructurará como pieza clave la atención psicosocial de las víctimas y de sus familiares y también de las personas que presencien estos atentados, ya que suelen causar situaciones postraumáticas.

“El Plan tiene como fines asegurar la coordinación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con la Policía Local y con los cuerpos de emergencia y asegurar estas colaboración para que su respuesta sea eficaz y para generar así una mayor seguridad del personal de emergencias en un escenario de atentado terrorista”, ha manifestado López.

Para ello, se cuenta con la experiencia de las diferentes etiologías de acciones terroristas, ya que no se debe actuar igual en un atentado con explosivos que otro con atropellamiento masivo, por ejemplo. La Consejería establecerá a responsables de coordinación en estas material y dará formación específica al personal regional de emergencias.

Este Plan tiene que estar “en absoluta coordinación con la autoridad” del Estado, ha recalcado Enrique López, que espera que sirva de “muestra y ayuda para que pueda ser replicada en el resto de comunidades”. El protocolo ya ha sido aprobado por la comisión de Protección Civil de la Comunidad y está pendiente de que lo apruebe, seguramente el martes, el Consejo de Gobierno.