La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha avanzado este jueves que la nueva tarjeta sanitaria virtual estará accesible a partir del lunes 14 de diciembre, en móviles y tablets, donde se podrá registrar el historial de test Covid.

Esta tarjeta, según ha explicado la presidenta durante la Sesión de Control al Gobierno en el Pleno de la Asamblea, tendrá el mismo uso que la tarjeta física, pero en ella además se podrá consultar la medicación prescrita y la fecha de su disponibilidad en farmacias.

También se podrá ver el historial de test de Covid “que muchos ciudadanos a partir de ahora deben llevar encima en cualquier situación”. “Les vamos a facilitar la vida”, ha indicado la dirigente autonómica.

Así, Ayuso ha reconocido que la crisis social está secundada por la crisis económica, y que, por ello, las políticas de su Gobierno están centradas en “no enfrentar salud y economía, trabajando más por el contribuyente, menos desempleo y más dinero para las arcas públicas y poder afrontar esta situación”.

EL GOBIERNO DE ESPAÑA REBAJA EL NÚMERO DE VACUNAS PARA MADRID

Por otro lado, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha asegurado que el Gobierno central ha rebajado el número de dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus, que tenían previsto recibir en enero.

El consejero autonómico ha recordado que el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, había avanzado que se suministrarían 300.000 dosis a la población antes de febrero, dado que les habían trasladado que recibirían 630.000 por parte del Ejecutivo.

“Nos han rebajado esta cifra y en el día de ayer nos han dicho que eran 207.000. Nosotros podremos suministrar las vacunas que nos diga el Gobierno, si el Gobierno tiene cierta fiabilidad en decirnos cuántas dosis”, ha apuntado a continuación.

TRES ETAPAS DE VACUNACIÓN

Escudero ha explicado que según la disponibilidad de las vacunas se han delimitado tres etapas. En la primera se producirá el suministro inicial y muy limitado de dosis, que ahora “no será sobre 300.000 pacientes sino sobre 100.000”.

En cuanto a la segunda, será la del incremento progresivo del número de unidades, que permitirá ir aumentando el número de personas a vacunar y sobre todo entrando cuando entren otras vacunas porque la primera de Pfizer “necesita una conservación y una administración que no es como la tradicional”, por lo que habrá que adaptar y formar al personal.

Respecto a la tercera etapa, en ella habrá un número de vacunas suficientes para inmunizar a todos los grupos prioritarios.