La Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid ha notificado hoy al Ministerio de Sanidad cuatro nuevos brotes de Covid-19 con un total de 23 casos y 67 contactos en seguimiento, todos ellos asociados al ámbito laboral y familiar, sin ningún ingreso hospitalario.

El primer brote se ha detectado en los municipios de Galapagar, Fuenlabrada y Cadalso de los Vidrios con nueve casos positivos y 28 contactos en seguimiento, cuyo origen se ha producido en el ámbito familiar y laboral.

Según ha informado la Consejería de Sanidad, el segundo brote ha tenido lugar en los municipios de Madrid, Arroyomolinos y Móstoles, con siete casos positivos y siete contactos en seguimiento, generado durante una celebración en el ámbito familiar.

El tercer brote tiene lugar en Madrid capital con tres casos positivos y 22 contactos en seguimiento, detectado dentro del ámbito laboral y familiar. El cuarto se ha localizado en el municipio de San Martín de la Vega y tiene cuatro casos positivos y 10 contactos en seguimiento con origen en el ámbito laboral y familiar.

Con ello, la Comunidad de Madrid ya ha notificado al Ministerio un total de 17 brotes en la región, sobre todo en el ámbito laboral, familiar y en reuniones en locales de ocio.

La región ha registrado dos fallecidos de coronavirus en hospitales de la región, uno más que ayer, y los nuevos contagios de Covid-19 continúan creciendo con 219 casos en las últimas 24 horas, 38 más respecto a ayer.

Además, en los últimos siete días la región ha contabilizado un total de 1.573 casos positivos, con el mayor índice de infectados el pasado 24 de julio con 383 infectados.

El Gobierno regional ha remarcado que el objetivo de la detección precoz es, una vez son confirmados los casos, transmitírselo a los técnicos de Salud Pública “de manera inmediata” para que el seguimiento y control de los contactos sea “inminente”. Así se trata de evitar la posible propagación y que dichos brotes sean de menor incidencia.