La Comunidad de Madrid ha propuesto al Ministerio de Sanidad elevar a 10, el número máximo de personas en las reuniones familiares de Navidad y retrasar el toque de queda a la 1.30 horas, después de que el Gobierno de España presentara este martes su propuesta.

Según el resumen de las principales medidas de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid frente a la Covid-19 para la celebración de las fiestas navideñas, “se recomienda limitar las reuniones familiares y sociales a un máximo de tres grupos de convivientes, sin sobrepasar un máximo de 10 personas para los días 24, 25 y 31 de diciembre y los días 1 y 6 de enero”.

Sin embargo, en las reuniones sociales en general se mantiene el número máximo de seis personas, “siempre manteniendo las medidas de prevención”.

TOQUE DE QUEDA

En relación con el toque de queda, la propuesta de la Comunidad de Madrid, que ya ha sido remitida al Ministerio de Sanidad, contempla que los días 25 de diciembre y 1 de enero “se ampliará el horario, limitándose la movilidad nocturna desde las 1.30 a las 6.00” horas.

Por otro lado, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso apela a la “colaboración con corporaciones locales para evitar aglomeraciones” en la vía pública.

CENTROS SOCIO-SANITARIOS

En relación con los centros socio-sanitarios, la Comunidad de Madrid prevé permitir la salida de los residentes para pasar vacaciones con sus familias en Navidad. “Aquellos residentes con IgG positiva en los últimos seis meses o PCR positiva en los últimos tres meses podrán salir tanto a la salida del centro como a la entrada”, establece la propuesta.

En cambio, los que presentan IgG negativa y no han pasado la enfermedad, a la vuelta al centro socio-sanitario deberán permanecer en aislamiento y se les realizará una prueba diagnóstica.

“Se facilitarán comunicaciones telemáticas a aquellos residentes que no estén en disposición de abandonar estos centros”, según lo dispuesto por la Comunidad de Madrid.