El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ha cesado “por pérdida de confianza” al jefe de la comandancia de la Guardia Civil de Madrid, coronel Diego Pérez de los Cobos.

Sectores del Instituto Armado relacionan el cese con los informes judicializados y declarados secretos, sobre la manifestación feminista del 8-M y la gestión del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ante la pandemia de Covid-19.

Los informes fueron encargados por la juez Carmen Rodríguez Medel, titular del juzgado 51 de Madrid, que mantiene abiertas unas diligencias en las que ha encargado a la Guardia Civil que investigue cómo actuaron las autoridades sanitarias y la Delegación del Gobierno durante el origen de la pandemia.

En las últimas semanas, Pérez de los Cobos también ha supervisado, como ha ocurrido en otros puntos de la geografía española, dispositivos ante las protestas durante el Estado de Alarma por la gestión del Gobierno, entre ellas la que prohibió con vallas el paso -salvo para residentes- en la calle de Galapagar (Madrid), donde viven los ministros, dirigentes de Podemos y matrimonio: Pablo Iglesias e Irene Montero.

En el currículo del coronel Pérez de los Cobos, también figura haber sido el coordinador elegido por la Fiscalía, para el dispositivo que tenía que impedir el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 en Cataluña.