La Comunidad de Madrid tiene previsto habilitar otras 120 nuevas plazas destinadas a menores extranjeros no acompañados, ‘menas’, con una inversión de 24.648.019 de euros. Están contemplados en el acuerdo marco que a partir de ahora fijará las condiciones a las que deberán ajustarse los contratos de servicios de acogimiento residencial.

Según ha informado el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, el Consejo de Gobierno ha dado este martes luz verde a este acuerdo, con plazo de ejecución de dos años. Dependerá de la Dirección General de Infancia, Familias y Natalidad, y contempla la posibilidad de incrementar estas 120 plazas, si fuera necesario, en un 20%, hasta alcanzar un total de 144.

El acuerdo contempla la posibilidad de incrementar estas 120 plazas, si fuera necesario, en un 20%, hasta alcanzar un total de 144

El acuerdo marco establece unas condiciones idénticas para una misma prestación, dando así a todas las plazas disponibles el mismo tratamiento en cuanto a la contratación, seguimiento de los contratos, precios y condiciones. El objetivo del Ejecutivo autonómico es “asegurar la igualdad en la prestación del servicio a todos los usuarios”.

Este nuevo acuerdo marco se tramita por procedimiento abierto, mediante pluralidad de criterios, como son los relativos a la calidad del servicio en lo que se refiere a la formación, las mejoras de personal y los programas educativos, así como los criterios económicos relativos a los costes.

Tal y como ha recordado Aguado, el consejero del ramo, Alberto Reyero, ha propuesto, por carta, a los grupos parlamentarios llegar a un “gran acuerdo” sobre la gestión de los ‘menas’ con el objetivo de “intentar replicar el modelo de éxito que se alcanzó con la Cañada Real Galiana”.

ACOGIMIENTO RESIDENCIAL TEMPORAL

Por otro lado, el Consejo de Gobierno ha sido informado de la contratación del servicio de acogimiento residencial temporal para 26 menores extranjeros no acompañados de 13 a 17 años con necesidad de atención especializada. El importe destinado a estas plazas es de 599.349 euros y han sido tramitadas por el procedimiento de emergencia.

Tal y como han explicado desde la Comunidad, estos menores requieren de una atención intensiva pues suelen presentar dificultades de adaptación, culturales y sociales a su nuevo entorno, así como problemas de consumo de tóxicos.