Metro de Madrid adelantará este martes, con motivo de la Nochebuena, su horario de cierre a las 22.00 horas y los accesos quedarán cerrados a los usuarios a partir de las 21.30 horas, momento en el que saldrán los últimos trenes de cada cabecera. Aparte, según recuerda el Ejecutivo autonómico en un comunicado, el día de Navidad se retrasará la apertura del servicio en todas las estaciones de la red hasta las 8.00 horas.

Por su parte, el horario especial de la EMT afectará en Nochebuena a las últimas salidas que serán entre las 20.30 y las 20.45 horas. Además, el servicio nocturno comenzará a las 22.00 horas en cabeceras centrales y a las 22.40 horas en la periferia y terminará a las 7.00 horas del día 25.

CERCANÍAS

En cuanto a los trenes de Renfe Cercanías, terminarán “antes su horario habitual” el día 24 y el día 25 comenzarán a circular más tarde.

Los días 30 y 31 de diciembre la estación de Sol, tanto Cercanías como Metro, permanecerá cerrada a partir de las 21.00 horas, con motivo de la celebración de las pre-uvas y de las campanadas de fin de año.

LA COMUNIDAD REFUERZA EL TRANSPORTE

La Comunidad de Madrid reforzará el servicio de transporte público hasta un 50% desde este lunes y se extenderá durante el periodo navideño. Según ha informado el Ejecutivo regional, el Consorcio Regional de Transporte ha activado un dispositivo especial de movilidad que supondrá un aumento de la oferta de servicio y de personal tanto en Metro de Madrid, como en los autobuses de la Empresa Municipal de Transporte y en Cercanías.

Así, se ha incrementado el número de trenes en las líneas 1, 2, 3, 4, 5 y 10 tanto los días laborables como los fines de semana y los festivos, cuando el refuerzo alcanzará el 50%.

Para facilitar la movilidad entre los barrios periféricos y el centro de la capital, la EMT incrementará el servicio de la línea 32. Mientras que los trenes de Renfe, que conectan distintas poblaciones de la región con la capital, tendrán “composición doble durante los fines de semana, así como este martes y miércoles, el día 30 y 31 de diciembre y 1 y 6 de enero”.

Por otra parte, aumentará la presencia del personal de Metro de Madrid y de vigilancia en los vestíbulos de las estaciones en las que se prevé una mayor afluencia de viajeros, así como en cualquier otro punto de la red donde puntualmente sea necesario.