Metro de Madrid dará prioridad a la disponibilidad del servicio de trenes para cada una de las líneas en las que se encuentren estaciones con acceso cercano a los hospitales. En aquellos que presenten más demanda asistencial se incrementarán los medios.

Así se establece en las nuevas medidas extraordinarias para el transporte público establecidas por la Comunidad de Madrid para evitar la propagación del coronavirus, de cara a “garantizar” que se sigue prestando este “servicio público esencial” y que se “minimiza” el riesgo para usuarios y trabajadores.

La Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, en coordinación con las autoridades sanitarias, ha acordado un paquete de actuaciones junto a los operadores de transporte público de la región: Metro de Madrid, EMT, resto de autobuses urbanos e interurbanos, Renfe Cercanías, metros ligeros y tranvías. Las medidas entrarán en vigor hoy mismo con carácter inmediato.

En el caso del suburbano, se establece” una prioridad en la disponibilidad del servicio de trenes para cada una de las líneas en las que se encuentren estaciones con acceso cercano a los hospitales”.

Actualmente, en casi la totalidad de las líneas se dispone de una estación con hospital cercano. Sólo las líneas 8 y 11 no disponen de estación cercana a un hospital, recalcan desde el Gobierno regional, para aclarar que la red del suburbano seguirá abierta pero siempre atendiendo a esa prioridad.

En la medida que la Consejería de Sanidad establezca una categorización de hospitales con mayor necesidad de desplazamientos, se “priorizarán maquinistas y trenes para atender esa necesidad”.

PERSONAL GARANTIZADO

Para atender estas estaciones, se dispondrá de personal de estación en todo el horario de servicio. Además, se fijará y monitorizará el control y telemando de las instalaciones de estas estaciones desde el Puesto Central.

Además, según explica el Gobierno autonómico en un comunicado, Metro mantendrá una “especial atención” para evitar concurrencia y concentración de personas en estas estaciones.

En cuanto a las instalaciones de las estaciones de la red, Metro va a establecer un control y seguimiento continuo sobre su funcionamiento, priorizando escaleras mecánicas, ascensores y pasillos rodantes y atendiendo a la apertura de puertas mampara, accionamientos automáticos de puertas en los trenes, entre otros.

Además, cada diez minutos la megafonía de Metro ha comenzado a lanzar un mensaje solicitando a los usuarios que se distribuyan a lo largo del andén y en el interior de los trenes durante su viaje.

Desde el Gobierno central han decretado que los operadores de transporte reducirán la oferta total de operaciones en al menos un 50 por ciento en los servicios de transporte público de viajeros por carretera, ferroviarios, aéreo y marítimo que no están sometidos a contrato público u obligaciones de servicio público, como consecuencia de la declaración del Estado de Alarma. Dicho recorte podría ampliarse hasta el 60 por ciento en caso de que se considere necesario.