Miles de vehículos han circulado este domingo por cincuenta ciudades de toda España contra la reforma educativa del Gobierno de PSOE y Podemos, aprobada en el Congreso de los Diputados este jueves, y conocida como ‘Ley Celaá’.

Convocados por la Plataforma Más Plurales, la marcha más multitudinaria se ha dado en Madrid capital, con hasta 5.000 vehículos, según la Delegación del Gobierno. La concentración ha transcurrido por el Paseo de la Castellana, en un circuito entre la Glorieta de Cuzco y la Plaza de Cibeles, con el lema: ‘Por el derecho a elegir la educación que queremos’.

El manifiesto pide la protección y la continuidad de la pluralidad democrática del sistema educativo. “Ha llegado el momento de dejar claro que no toleramos límites ni recortes a nuestra libertad de enseñanza, porque en ella nos jugamos la educación de nuestros hijos y el futuro de nuestra democracia”, dicen los organizadores.

El texto defiende la complementariedad de las redes pública y privada-concertada y no admite que la LOMLOE “permite a las autoridades educativas imponer la distribución del alumnado”.

Los manifestantes no aceptan el modelo de “inclusión radical” que, a su juicio, pretende la ‘Ley Celaá’ y que conduce a los actuales centros de educación especial “a su progresiva desaparición”.

“CONTROL POLÍTICO DE LA EDUCACIÓN”

Los organizadores de la marcha también denuncian que, a través del “control político” de la educación, se está asistiendo a una “agresión de la libertad de conciencia en favor de la imposición de una ideología laicista”.

Asimismo, exigen “mejoras reales” para el personas de los centros educativos, ya que, en su opinión, la LOMLOE “abandona” a los profesionales de la concertada y de la educación especial “al no incluir ni una sola mejora para equiparar y mejorar sus condiciones laborales, además de poner en peligro sus puestos de trabajo”.

PP Y VOX RECURRIRÁN EN EL CONSTITUCIONAL

A nivel político, tanto PP como VOX han anunciado que recurrirán la ‘Ley Celaá’ en el Tribunal Constitucional, al entender ambos partidos que la norma “atenta” contra el español, la educación concertada y especial.

“Esta ley durará lo que tardemos en llegar al Gobierno. Derogaremos esta ley porque es mala para el futuro de nuestros hijos, es mala para la unidad nacional y pésima para la comunidad educativa”, ha señalado Pablo Casado, que junto a Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez Almeida ha participado en coche en la manifestación de Madrid.

“En España tenemos una gran materia prima, que son los españoles, que se merecen una educación de calidad y en libertad y no se merecen este ataque al español, a la educación concertada y a la educación especial”, ha dicho el portavoz de VOX en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros.

En representación de Ciudadanos ha acudido la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, que ha manifestado que el PSOE “no puede permitirse suplantar a los padres en la educación”, sentenciando que se trata de un “debate sobre la libertad”.

“NO SE PUEDE CUESTIONAR LA LEY EN NINGUNA COMUNIDAD”

Desde el PSOE ha sido la portavoz de socialista en el Congreso, Luz Martínez Seijo, la que ha tachado de “irresponsables” a estos partidos, en especial al PP, al que ha avisado que  “no se puede cuestionar la aplicación de la nueva ley educativa, la LOMLOE, en ninguna comunidad autónoma”.

Martínez ha defendido que “es mentira” que la ‘Ley Celaá’ vaya a acabar con la educación concertada y especial. “Es incuestionable, no se puede seguir mintiendo a las familias diciendo que esta ley va a limitar los derechos de elección de centro”, reprocha la diputada, que no obstante, reconoce que sí “acaba con ciertos privilegios”, que permitían que “los centros eligiesen a los alumnos y no al revés”.