ACB Photo/A. Pacheco

El ‘annus horribilis’ del Montakit Fuenlabrada con las lesiones no tiene fin. Jerome Randle, que se estrenaba el pasado sábado ante Baskonia, tuvo que retirarse lesionado cuando apenas llevaba 12 minutos sobre la cancha y los gestos de dolor del base norteamericano ya hacían presagiar que el problema podría revestir gravedad.

Y así ha sido, ya que desde el club fuenlabreño han confirmado este martes que Randle sufre una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha, lo que se traduce en un largo periodo de baja y no podrá volver a jugar en lo que resta de curso. La entidad, en un gesto sin duda encomiable, ha ofrecido al jugador la renovación para la próxima temporada y ya está sondeando el mercado en busca de otro director de juego que complemente a Tomás Bellas.

Randle, que será operado en los próximos días, se despedía del Montakit Fuenlabrada a través de sus redes sociales. “Gracias Fuenlabrada por la oportunidad. Ha sido un tiempo muy corto, pero no habéis tenido más que cosas buenas para mí desde que llegué. Buena suerte y os seguiré apoyando desde fuera”, señalaba.

Su fugaz etapa en el colectivo que dirige Paco garcía se saldó con tan solo 12 minutos de juego en los que anotó 7 puntos y repartió 3 asistencias para un total 7 créditos de valoración, aunque lo mejor es que dejó una imagen de jugador eléctrico que enganchó a los aficionados presentes en el Fernando Martín.