El Ayuntamiento de Moraleja de Enmedio ha decidido no abrir este verano la piscina municipal, de acuerdo a criterios sanitarios y de prevención de contagios de coronavirus. Y eso a pesar de que, con el inicio de la desescalada y finalizando el Estado de Alarma el próximo 21 de junio, esta instalación podría abrir.

“Esta decisión se toma en base a la prudencia que nos ha caracterizado y que nos obliga a evitar, en todo momento, un rebrote de la enfermedad y no asumir el riesgo de esta instalación, que por sus propias características hace difícil compaginar el disfrute de nuestros vecinos y la operativa que exige una instalación de este tipo”, apuntan desde el Consistorio.

En este sentido, el Ayuntamiento recuerda que en el pasado mes de febrero se comenzó la licitación de este espacio para su explotación durante el verano. En el mes de marzo, como consecuencia de la aprobación del Estado de Alarma, los plazos administrativos se paralizaron y por tanto, esta licitación quedó suspendida en su tramitación.

“Una vez reanudados los plazos administrativos, y ante la decisión que tenemos que tomar, nos vemos obligados a suspender dicha licitación y evitar que la apertura de la piscina”, explican desde el Ayuntamiento de Moraleja de Enmedio, que califica de “difícil”, finalmente, la decisión tomada.