Fernando Oliver González, destacado activista pinteño, dio el saltó a la política municipal de la mano de Ciudadanos en las elecciones municipales de 2015. De hecho fue el candidato, pero aquello es historia. Cinco años después deja el partido, aunque seguirá como concejal no adscrito. Y estas han sido sus razones.

¿Por qué se desvincula de Ciudadanos y cuál ha sido la gota que ha colmado el vaso?
Desde el grupo municipal ha habido una total falta de transparencia y colaboración tanto con los afiliados como conmigo. No se han tenido en cuenta las solicitudes de numerosos afiliados y el trabajo en equipo no ha existido. Desconozco quienes y cómo se han tomado las decisiones durante estos meses, pero desde luego no se ha hecho como debería hacerse. Nada tiene que ver el Ciudadanos de hoy en Pinto con el que se creó en 2014.

Pese a tratar de reconducir la situación durante meses no hubo cambios y el partido no aportó una solución, pese a las reiteradas quejas y advertencias tanto por mi parte como por parte de numerosos afiliados.

“Lo primero que debe hacer Ciudadanos es ser coherente. No se puede exigir una cosa y hacer lo contrario”

Desde Madrid le piden que entregue el acta de concejal. ¿Va a hacerlo?
No ha sido hasta este pasado viernes, 17 de enero, hasta que el partido me ha comunicado que inician expediente. Durante meses he denunciado el incumplimiento de los estatutos de Ciudadanos a los comités de garantías y disciplinario. Nada. Silencio por respuesta. Lo mismo ha ocurrido con las quejas de los afiliados. Nadie en Ciudadanos ha tomado medidas para solucionar esos incumplimientos de estatutos.

No es coherente que me exijan cumplir lo que el partido no ha hecho cumplir durante meses. El acta de concejal es del concejal, no del partido así que, por decisión propia y apoyado por las reiteradas peticiones de muchos afiliados, exafiliados y simpatizantes conservaré el acta para seguir trabajando por mis vecinos y por mi ciudad.

¿De qué manera se puede trabajar por los pinteños desde el grupo mixto como concejal no adscrito?
Trabajaré de la misma forma que lo he hecho hasta ahora. Seguiré atendiendo todas las peticiones que me hagan llegar los vecinos. Seguiré trasladando esas peticiones al Ayuntamiento ya sea en forma de mociones, ruegos y preguntas en el Pleno o escritos. Y continuaré haciendo un seguimiento de esas reclamaciones hasta que se materialicen.

Para ello cuento con la ayuda y el apoyo de los compañeros y compañeras de Ciudadanos que han estado trabajando conmigo de forma desinteresada y altruista desde que creamos esta agrupación en 2014.

Una forma de recuperar Ciudadanos desde fuera.
Seguimos creyendo en el proyecto, seguimos con la misma vocación de servicio público y hemos recuperado la ilusión que se perdió hace meses. Trabajaremos exclusivamente al servicio de nuestros vecinos, no de unas siglas. Curiosamente este es uno de los eslogan de Ciudadanos: “Las personas por encima de las siglas”. Nosotros sí haremos que esto no sea solo eso, un eslogan. Volviendo a las razones.

Volvamos al principio. ¿Qué ha cambiado de ese Ciudadanos por el que usted fue candidato en 2015 al actual?
En 2015 seguíamos unos estatutos que cambiaron poco después. Seguíamos un ideario que hoy es bastante similar pero que no tiene nada que ver, en mi opinión, con lo que realmente se está haciendo. Sigo compartiendo ese ideario, sigo compartiendo ese discurso, pero no comparto las acciones que se llevan a cabo desde el partido. A nivel local existen muchas diferencias en cuanto a cómo y quién toma las decisiones. No se informa a los afiliados, no se les hace llegar ninguna información, ni se valora su trabajo.

Para recapitular. ¿Qué debería hacer, a su juicio, Ciudadanos para recuperar esa confianza perdida en este tiempo?
Lo primero y fundamental, ser coherente. No se puede exigir una cosa y hacer lo contrario. Es fundamental devolver la ilusión a la militancia. Si no eres capaz de ilusionar a los que se han dejado la piel trabajando durante años en este proyecto es imposible ilusionar a nuestros votantes para que nos den su apoyo en las urnas. Creo que éramos una alternativa seria, muy necesaria.

Considero que nos hemos dejado la piel trabajando para nuestra ciudad y nuestros vecinos y que hemos conseguido cosas importantes en nuestro municipio, en nuestra Comunidad autónoma y a nivel estatal. También creo que no hemos sabido hacerlo llegar a los vecinos. El discurso debe ir acompañado de hechos y saber hacerlo llegar a los vecinos.

“Si los presupuestos abordan la nueva realidad, son sensatos, equilibrados y sirven para mejorar Pinto, se apoyarán”

Sobre la actualidad política del municipio, en estos siete meses de nuevo Gobierno. ¿Cree que ha cambiado algo en Pinto?
Mi percepción es la misma que la de muchos vecinos. El actual Gobierno sigue vendiendo el mismo discurso que vendía cuando gobernó en anteriores mandatos. Tiene las mismas propuestas. Espero que éstas iniciativas que llevan haciendo durante décadas en Pinto se materialicen en este mandato, pero la realidad es la que es.

Seguimos sin apeadero en La Tenería, seguimos sin tercer centro de salud, actualmente no hay proyecto para realizar una nueva piscina y el edificio de seguridad sigue siendo una propuesta en un papel, Pinto sigue sucio… Creo que los votantes del PSOE creyeron en un programa electoral que no se cumplió anteriormente, básicamente porque muchas de las propuestas no son competencia municipal. Y otras propuestas no son realistas.

¿Qué debe cambiar urgentemente en Pinto?
Hoy en Pinto hay cientos de familias que lo están pasando mal. Desde el Ayuntamiento tenemos que seguir ofreciendo ayuda a esos vecinos. Los parques y jardines siguen en un estado de abandono y deterioro continuo. Debemos aumentar las partidas presupuestarias para mejorarlos y exigir a la empresa que los mantiene que mejore este servicio. Nuestro municipio debe dotar a nuestra Policía Local de más medios y efectivos. Hay que hacer más seguros nuestros pasos de peatones, mejorar el tráfico en barrios como La Tenería y hacer accesibles muchas zonas de Pinto. Creando, por ejemplo, una alternativa de transporte que enlace el futuro apeadero de La Tenería con la estación de tren.

El alcalde ha anunciado que van a trabajar en nuevos Presupuestos para 2020. ¿Podría contar con su apoyo? Y, en ese caso, ¿cuál serán sus líneas rojas?
Primero hay que estudiar esos presupuestos que a día de hoy no nos han trasladado. Hay que ver qué partidas aumentan y cuáles disminuyen. Cierto es que los actuales presupuestos están prorrogados desde hace cinco años y la realidad del municipio, hoy, no es la misma que en 2015.

Si los presupuestos abordan la nueva realidad, son sensatos, equilibrados y sirven para mejorar Pinto, se apoyarán. Si los presupuestos no son realistas, si son continuistas, no serán apoyados. En cualquier caso trasladaré una serie de peticiones al equipo de gobierno, que si está siendo receptivo, e intentaremos llegar a un acuerdo de mínimos, tanto en el aumento de algunas partidas como en la realización de ‘Inversiones Financieramente Sostenibles’ a lo largo de este año 2020. En principio la única línea roja es que no se suba el impuesto del IBI en Pinto.