La figura del exsecretario general del Pleno vuelve a enfrentar a Gobierno y oposición en Alcorcón. PSOE, Ciudadanos, IU-LV CM y Ganar Alcorcón querían solicitar de forma conjunta la apertura de un expediente disciplinario al alcalde, David Pérez, por la presunta comisión de una falta disciplinaria relativa al acoso laboral contra el exsecretario, Gabriel Dotor.

Y es que Dotor presentó el pasado 26 de febrero un escrito donde instaba a los grupos políticos a revisar de oficio la sanción impuesta contra su persona, al considerar que no se ajustaba a la normativa, y que el Pleno adoptara un acuerdo para tramitar un expediente administrativo para exigir al alcalde responsabilidades derivadas de la comisión de una posible falta disciplinaria muy grave por acoso laboral contra dicho habilitado nacional.

Por este motivo, toda la oposición quería llevar al Pleno del 21 de marzo una moción conjunta para sacar adelante el expediente contra David Pérez. Sin embargo, la presidenta de la Comisión Plenaria, la concejal del PP Ana Gómez, rechazaba incluir la moción en el orden del día del próximo Pleno.

Y ello porque, según los populares, la moción va en contra de los informes de la Secretaría General y de los servicios jurídicos municipales, que estimaban que el Pleno no tenía competencias para ello. En dicho informe realizado por el titular de la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento se concluye que “el Pleno de la Corporación no tiene, en los municipios de gran población, competencias para incoar expedientes disciplinarios”, motivo por el cual se rechaza la moción.

EL PSOE ABANDONA LA COMISIÓN

Este rechazó desembocó en la protesta de toda la oposición. De hecho los concejales del PSOE abandonaron la Comisión. “Somos conocedores de que el alcalde no tiene ningún interés en tratar en el Pleno una moción que le exige responsabilidades en torno a cese del Secretario, que ha contado con algunas anomalías que merecen ser analizadas”, decía el edil socialista Daniel Rubio, que añadía que “no es tolerable que el Gobierno utilice las instituciones a su antojo para intentar que no se trate una moción que cuenta con todos los avales puesto que ha sido presentado correctamente, cumpliendo el Reglamento Orgánico Municipal”.

Por su parte Jesús Santos, portavoz de Ganar Alcorcón, manifestaba que la retirada de esta moción “ha vulnerado los derechos de los concejales”, y advertía que “pondremos en conocimiento de nuestros servicios jurídicos el asunto por si se ha producido la comisión de un posible delito de prevaricación”, en lo que calificaba como “golpe a la democracia”.