La Policía Nacional ha detenido a once personas que introducían casi una tonelada de cocaína en España oculta en el interior de falsas piedras que posteriormente se almacenaban en Humanes. Según ha informado el Cuerpo este martes en un comunicado, se trata de una operación conjunta de la Policía Nacional y funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria.

La banda estaba compuesta por ciudadanos colombianos y venezolanos, que se dedicaba presuntamente a la introducción de importantes cantidades de cocaína y su posterior distribución por toda Europa.

Así, los agentes han intervenido 188.000 kilos de falsas piedras, que imitaban “de forma muy convincente” a las reales, que tuvieron que picar con mazas hasta dar con aquellas que camuflaban los estupefacientes, donde localizaron 785 paquetes de más de kilogramo de cocaína cada uno.

ALTO NIVEL DE VIDA

La investigación comenzó hace más de un año y medio cuando se conoció la presencia de un matrimonio que lideraba una organización dedicada a la introducción de importantes cantidades de cocaína en España, para su posterior distribución. Tras varias gestiones se pudo constatar que los investigados llevaban un alto nivel de vida y que, además, mantenían constantes reuniones con diversas personas que poseían antecedentes por tráfico de drogas.

Asimismo, los investigadores detectaron que otro de los implicados mantenía una relación con una empresa dedicada al comercio de piedra, actividad que utilizaban para ser un enlace europeo de un cartel de la droga, y que viajó hasta México para ultimar los detalles de un transporte de droga.

Las pesquisas llevaron a conocer que se preparaba una importación desde Guayaquil (Ecuador) de doce contenedores de piedras con un peso bruto aproximado de 188.000 kilos, declarando en su interior mineral de cobre. Tras su paso por Cartagena de Indias (Colombia), llegaron al puerto de Barcelona para ser trasladados hasta Zaragoza y, finalmente, hasta una nave industrial de Humanes de Madrid.

De este modo, los agentes detectaron que el grupo criminal comenzaba las labores de extracción de la cocaína de las piedras de mineral de cobre que había utilizado como medio de ocultación. Por ello llevaron a cabo el dispositivo y procedieron al arresto de once personas. También se han registrado siete inmuebles, entre ellos la nave industrial de Humanes.