Getafe paga a sus proveedores con retraso. Y la cosa sigue ‘in crescendo’, tal y como denuncia este miércoles el PP de la ciudad, que alertar que el plazo medio de pago se ha disparado a 73 días durante el mes de enero. “Esta cifra supone que el Ayuntamiento incumple de forma flagrante la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que fija en 30 días el plazo máximo para que el Consistorio pague a los proveedores por los trabajos desarrollados”, dicen los populares.

Ya a principios de este 2018, el Gobierno de Sara Hernández recibía un tirón de orejas por parte del Departamento de Tesorería del Ayuntamiento. En un informe al que tuvo acceso Al Cabo de la Calle, Tesorería alertaba de como en diciembre del pasado año en diciembre del pasado año se disparó el pago medio a proveedores en casi 56,7 días debido a “una deficiente gestión de los trámites para la aprobación de facturas”.

En dicho documento, el Departamento monetario del Consistorio proponía asumir una serie de medidas para rebajar, en la medida de los posible, el pago a los proveedores. Y lo argumentaba de acuerdo a que existe “dinero suficiente para atender el pago de operaciones financieras”.

Sin embargo, y a la vista de las críticas de los populares, parece que no solo no se han tomado medidas en este sentido sino que el periodo medio de pago sube de 56,7 a 73 días en solo un mes. “La alcaldesa no quiere entender que si los proveedores no cobran en tiempo y forma, en muchos casos se verán abocados a reducir personal y, en los casos más delicados, a implantar medidas excepcionales o incluso tramitar el cierre de sus negocios”, ha dicho el presidente del PP, Rubén Maireles, recordando que en la pasada legislatura, cuando gobernaba Getafe Juan Soler, se llegó a reducir el pago a proveedores hasta los 14 días.