Escuela Jeromín

Los padres y madres de los niños de la escuela infantil Jeromín, que atiende a menores de tres meses a seis años, han mostrado su preocupación por que el tejado de uralita de una caseta situada en el patio del centro se ha resquebrajado y deja al descubierto fibras de amianto, un material considerado cancerígeno

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) de la escuela infantil han reclamado nuevamente que se retire “de manera urgente” todo el amianto que contendrían las cubiertas de los edificios del centro educativo, y han alertado del riesgo de respirar estas fibras por los agujeros y grietas que se han producido en las techumbres.

Para reclamar de forma reivindicativa la retirada del techo de uralita han llenado las paredes de la caseta con un cartel de peligro, cartulinas y dibujos realizados por los niños exponiendo el problema de convivir y jugar al lado de la caseta, que se encuentra clausurada después de que el tejado se rompiese.

Con este cierre se impide que los niños de corta edad sufran riesgo, ya que los techos de esta instalación, con más de 30 años de antigüedad, se hicieron con materiales que contendrían amianto. Los padres temen por la salud de los niños ya que juegan al lado de la caseta.

DEPLORABLE

Desde el AMPA de la escuela infantil señalan que “el estado actual es deplorable”, puesto que  hay “grietas, filtraciones y hasta agujeros” en el tejado de la casita. La Asociación ha manifestado también que, con tantos años de existencia, “se están haciendo notables muchas otras carencias que está afectando al área educativa”, como material didáctico y de mobiliario.

Los padres y madres piden al Ayuntamiento  de Leganés que “atienda las necesidades de remodelación y mantenimiento que son necesarias en el centro para tener garantizada la seguridad de las niños”.

Desde el AMPA de la escuela infantil señalan que “el estado actual es deplorable”, puesto que  hay “grietas, filtraciones y hasta agujeros” en el tejado de la casita

Los problemas de la presencia de amianto en los centros educativos fue denunciada hace un año por el partido Leganemos, que consiguió que se aprobase una moción referente a este asunto para que fueran retirados de los colegios aquellos antiguos materiales que tuviesen amianto.

DENUNCIA

“Habíamos denunciado este hecho hace un año y presentamos una moción en el Pleno para que se solucionara este asunto y que en los centros escolares y escuelas infantiles fuese el primer lugar donde se tenía que retirar el amianto”, declara el portavoz de Leganemos Fran Muñoz.

“El pasado verano les recordamos al Ayuntamiento que era el momento oportuno para acometer esas obras para proteger a los niños y niñas de nuestra ciudad para que no estuvieran  expuestos a productos tóxicos y mortales como el amianto”, añade.

Fran Muñoz critica que desde el Ayuntamiento “gobierne la dejadez y la desidia

Fran Muñoz critica que desde el Ayuntamiento “gobierne la dejadez y la desidia y se considere que no es prioritario acabar con esta situación y retirar el amianto en nuestra ciudad”. Según el portavoz de Leganemos era muy habitual que en los edificios secundarios de las construcciones escolares de la época se utilizaran tejados de uralita.

RETIRADA

“Se deben retirar ese tipo de tejados y poner unos que no sean peligrosos y máxime cuando está en un patio donde se juega al balón y donde los niños realizan sus actividades y hay cierta probabilidad que se rompan estos tejados y por lo tanto se desprendan las moléculas que son más peligrosas para los seres humanas”, añade Muñoz.

El portavoz de Leganemos concluye afirmando que la situación de esta escuela infantil “no es el único problema que tiene el Ayuntamiento de Leganés relacionado con el amianto, puesto que hace unas semanas denunciamos los vertidos ilegales en el parque de La Fortuna y el Ayuntamiento ha sido incapaz de ir a retirarlo o simplemente de vallarlo para proteger a los ciudadanos para que no accedan a esos vertidos”, denuncia Fran Muñoz.