El PSOE de Pinto ha emitido un comunicado donde señala que “no hay causa abierta alguna en virtud de la cual haya miembros de este equipo imputados”, y que “la única realidad es que hay una denuncia por parte de una entidad deportiva -en referencia al Atlético de Pinto- y no han sido notificados respecto a actuaciones posteriores”.

El motivo en el que se sustenta esta imputación es el intento de desalojo del club rojinegro del estadio Amelia del Castillo por parte del Gobierno municipal y después de varios desencuentros con los nuevos responsables de la entidad pinteña, que presentó una denuncia y por la cual deberán comparecer en los Juzgados de Parla en octubre.

Desde el PSOE de Pinto dicen que se han enterado por la prensa y que, en cualquier caso, “no nos cabe la menor duda que han obrado conforme a la legalidad vigente, y con el único objetivo de salvaguardar los intereses de Pinto, nuestra ciudad”.

Por eso muestran su apoyo tanto a Federico Sánchez como Lidia Ruipérez, los ediles en cuestión, e insisten desde filas socialistas en “máximo respeto a los trámites judiciales pertinentes”.

PALO AL PP

En el mismo comunicado, el PSOE carga contra el PP, que ha pedido la comparecencia en Pleno de ambos concejales. Los socialistas acusan a los populares de no tener lealtad institucional, recordando que hubo una reunión con la concejala de Deportes y el resto de portavoces, “donde se acordó cerrar filas en torno a la defensa del patrimonio público y en velar los intereses de la ciudadanía pinteña”.

Califican de “lamentable la falta de talante político que una vez más muestran los populares, sobre todo cuando los problemas surgidos con este club vienen derivados de la mala gestión del Gobierno del PP, con Miriam Rabaneda a la cabeza”.