ayuntamiento de pinto

Cuando aún colea la resaca electoral, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se descuelgan con un acuerdo de Gobierno del que ya ha trascendido algún punto, como la reforma fiscal que pretende Unidas Podemos. Y claro la Bolsa ha temblado. Y si tiembla la Bolsa, agárrense que vienen curvas.

Por supuesto los secesionistas de ERC, independentistas de PNV y los herederos de ETA, Bildu, han aplaudido este pacto que hace seis meses quitaba el sueño a Pedro Sánchez y hoy, abrazo mediante, poco menos que a pierna suelta. Solo el paso de los días nos dirá qué alcance tiene este anuncio de Gobierno y si la reacción de los mercados ha sido puntual o el prólogo a una película de terror.

Así que lejos de hablar de quimeras nacionales, cuya situación no está para tirar cohetes viendo las estadísticas económicas y de empleo recientes, echemos la mirada al ámbito local. A Pinto. Donde el resultado en las urnas ha vuelto a beneficiar al PSOE como primera fuerza, pero perdiendo hasta seiscientos votos con respecto a los comicios de abril y con un tirón de orejas significativo de la Junta Electoral de Zona -pronto empezamos al bombo y platillo, que diría aquel-.

Una cifra nada baladí, teniendo en cuenta el retroceso de Unidas Podemos y la debacle de Ciudadanos también a nivel municipal. Hecatombe de la que se benefician PP y, sobre todo, VOX, que suben como la espuma. Aunque en un hipotético escenario de elecciones municipales, el bloque de izquierdas -con el advenimiento de Más País- seguiría siendo mayoritario aunque con las derechas pisando los talones. Un claro aviso a navegantes.

Lejos de las cuitas electorales, los eternos problemas de Pinto parecen agravarse con el paso de los días. Por ejemplo: la sombra de la Fiscalía en las adjudicaciones del gimnasio. Y como ya advertimos en anteriores números, esa galopante sensación en la base que aupó a Diego Ortiz a la Alcaldía y arrasó a Rafael Sánchez de que el actual alcalde se está resignando a no cumplir lo prometido en campaña.

Sin olvidar la ampliación en altura del vertedero de Pinto, más pronto que tarde si tenemos en cuenta las palabras del director general de Economía Circular de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Vicente Galván, en la entrevista que concedió a Hoy por Hoy en la SER. Y con la impresión de que la Mancomunidad del Sur ni está ni se le espera en este conflicto que afecta a todos los pinteños.

Con este panorama llega a la ciudad la fiesta de la pirotecnia, que tratándose de eso, una fiesta, no ha hecho mucha gracia a los dueños de mascotas -que haberlos haylos en Pinto- ni a quienes tienen o conocen a alguien con Trastorno del Espectro Autista por los efectos que en ellos producen los petardos. Más teniendo en cuenta que la ciudad no es que sea de tradición de fuegos, ni guarde parentesco con el Levante peninsular. Por lo que con estos antecedentes y en vista de la que se avecina… No es que esté la cosa para tirar cohetes. Tampoco en Pinto.