El Ayuntamiento de Pinto ha acogido este viernes de una reunión de urgencia convocada por el Atlético de Pinto debido al bloqueo de las subvenciones municipales por parte del equipo de Gobierno local durante las dos últimas temporadas. El club pinteño, que tiene denunciado el asunto en los tribunales, trata de encontrar una solución que le permita percibir esta ayuda a corto plazo para evitar el considerable problema que se le cierne en el plano económico.

En el encuentro han estado presentes cuatro representantes del club rojinegro encabezados por su presidente, Óscar Garvín; así como el alcalde, Rafael Sánchez, y los portavoces de los tres grupos de la oposición, Juan Antonio Padilla (PP), Juan Diego Ortiz (PSOE) y Juana Valenciano (Ciudadanos).

Segun fuentes de la entidad pinteña, la predisposición de todas las partes presentes para encontrar un arreglo ha sido satisfactoria y el alcalde se ha comprometido incluso a disponer el próximo lunes de la documentación necesaria para ver si es factible desbloquear la situación

Garvín señalaba al término de la reunión que “hemos vuelto a aportar soluciones para que la situación que llevamos arrastrando desde el último año y medio quede solucionada, ya que no existe ningún impedimento”, ha recalcado antes de subrayar que “los cuatro partidos que forman parte del Ayuntamiento y el equipo de Gobierno tienen voluntad de solucionarlo en este mes de enero”
Cuestionado sobre si este contencioso puede tener su origen en una posible animadversión personal por parte del álcalde, ha reiterado que “como he dicho en infinidad de ocasiones yo respeto al alcalde de Pinto por el cargo que ostenta, y entiendo que él debe respetarme a mí por el cargo que ostento yo. Cuando se dirigen instituciones no puede haber nunca temas personales de por medio y sí gestión y trabajo”, ha apostillado