Este miércoles, 11 de marzo, ha entrado en vigor la medida excepcional decretada por la Comunidad de Madrid de cerrar todos los centros educativos de la región durante quince días por el coronavirus. Eso atañe también a la Escuela-Conservatorio de Música de Leganés, Manuel Rodríguez Sales ubicada en el centro cívico Santiago Amón, donde los padres, alumnos y profesores llevan siete días encerrados como señal de protesta por la gestión.

Y así se lo han comunicado agentes de la Policía Local en la mañana de este miércoles. “Por motivos de salud pública el centro cívico debe estar cerrado siguiendo las órdenes de la Comunidad de Madrid”, exponen fuentes municipales, que han asegurado que “si esos padres deciden quedarse dentro lo harán bajo su responsabilidad”.

Desde el AMPA han dicho que la Policía les ha tratado de desalojar, pero el alcalde, Santiago Llorente, ha manifestado en LGN Radio que “la Policía no les va a echar y solo se les ha pedido filiación por si estando cerrado el edificio hay algún tipo de problema”.

Llorente ha insistido en que “no hay ningún inconveniente en que se queden bajo su responsabilidad”, pero siguiendo las instrucciones sanitarias “el centro tiene que estar cerrado”.

Por eso se ruega a los padres, alumnos y profesores que “no abran las puertas de emergencia ni dejen acceder a personas en su interior”, ya que “es una medida que la Comunidad nos pide encarecidamente cumplir para evitar y controlar la transmisión de coronavirus“.

REUNIÓN APLAZADA

En la noche del marte, el Ayuntamiento de Leganés anunció que la reunión prevista para hoy se suspendía también dentro de las medidas que se toman como prevención frente al coronavirus.

El alcalde, en cualquier caso, ha remarcado este miércoles que “la Escuela de Música no se va a cerrar” y que “el problema es con el Conservatorio”.