El conflicto entre la Policía Local de Getafe y el Gobierno local que encabeza la alcaldesa, Sara Hernández, ha vivido un nuevo episodio en el Pleno que se está desarrollando este miércoles por la tarde en el Ayuntamiento.

Alrededor de un centenar de agentes del Cuerpo han accedido al salón de Plenos en la sesión ordinaria que se celebra este miércoles y se han manifestado ante la Corporación municipal haciendo patentes sus reivindicaciones bajo el lema “no somos doce, no somos mafiosos, somos trabajadores”.

La tensión ha ido en aumento y se ha procedido al desalojo de los policías presentes en el recinto, que se encontraban de pie y no podían sentarse.

UNIDAD EN LA POLICÍA

Con este acto de unidad en la Policía Local de Getafe, se vive así un nuevo episodio en el conflicto que desde la pasada legislatura mantienen con el Gobierno de Sara Hernández. Un Ejecutivo que la pasada semana trataba de dividir a los agentes llevando a la Fiscalía las presuntas amenazas de unos policías a otros.

De hecho, en declaraciones a Antena 3 Noticias, la concejala de Seguridad, Elisabeth Melo, llegó a decir que “quien tiene que velar por la seguridad de los ciudadanos está realizando este tipo de actos con sus propios compañeros”, en referencia a que habían aparecido excrementos caninos en la taquilla de un agente. 

HORAS EXTRAORDINARIAS

Los sindicatos mayoritarios de la Policía de Getafe denunciaban nuevamente que el Ayuntamiento les obliga a hacer horas extraordinarias, como sucedió con la Media Maratón de Getafe.

Por otro lado desde CSIF Getafe volvían a reivindicar esta semana que el Ejecutivo sigue sin abonar la asistencia a juicios del año 2019, el plus de festivo, el servicio de paisano y el servicio motorista de todo 2019.

“Y como guinda del pastel y sin dar explicaciones, abonan horas extraordinarias de las fiestas patronales de 2019 a unos policías y a otros no”, señalaban desde CSIF.

Tras este nuevo acto para defender los derechos de la plantilla, los sindicatos policiales han insistido en” el diálogo”, y piden a los responsables municipales “que reconsideren la situación y logremos a alcanzar un acuerdo”.