ULEG Leganes

Hace más de un año el Pleno del Ayuntamiento de Leganés aprobó, a instancias del PP, crear una comisión de investigación sobre las cotizaciones a la Seguridad Social del concejal de ULEG, Antonio Almagro, que trabaja a tiempo completo en una empresa y recibe 40.000 euros anuales del Consistorio por una dedicación parcial del 80%, tras ser desvelado el caso por Al Cabo de la Calle.

Los trabajos de dicha comisión nunca se iniciaron y tan solo fue nombrado el concejal Rubén Bejarano como presidente encargado de la misma. Ahora el PP ha anunciado que está estudiando la presentación de una querella contra dicho edil en el juzgado de instrucción “porque hay una dejación de funciones por parte del concejal que debe presidir la comisión de investigación”, ha manifestado el portavoz del PP en Leganés, Miguel Ángel Recuenco.

“Le vamos a presentar una querella por esa dejación de funciones porque creemos que se podría estar cometiendo una prevaricación por omisión. Si no convocas una comisión donde se va a poder estudiar la presunta financiación irregular del partido independiente ULEG, creemos que hay una colaboración sospechosa entre ambos y el primer responsable es el presidente de ponerla en marcha”, añade Recuenco.

CONCHABEO

El portavoz popular indica que “no tiene sentido que después de más de un año desde que se aprobó esta comisión, el señor Bejarano no la haya convocado todavía. No entendemos porque existe ese conchabeo entre Rubén Bejarano y el partido ULEG”.

Desde el PP indican que tras su anuncio de presentar la querella a Bejarano solo le quedan dos opciones a este edil: convocar la comisión o responder en los juzgados. Recuenco declara que “no sabemos qué miedo tiene Bejarano para convocar esa reunión. Primero promete que la va a convocar, pero no lo cumple, y ya ha llegado el momento de hacerlo”.

Rubén Bejarano se comprometió a convocarla el pasado mes de noviembre pero al final no cumplió con su palabra. El edil reconocía la tardanza en cumplir con el mandatario plenario, pero lo achacaba “a las dificultades que tenemos para encontrar a una persona que ejerza las labores de secretario de esa comisión”.

“PRESUNTA FINANCIACIÓN ILEGAL”

La comisión de investigación se creó a raíz de que la Tesorería General de la Seguridad Social detectara las excesivas cotizaciones del concejal de ULEG, Antonio Almagro, y alertó de ello al Ayuntamiento de Leganés. La Tesorería certificó que “por la situación de pluriempleo, supera el tope máximo de cotización”. Almagro ingresaba lo correspondiente al 100% de su sueldo en la empresa donde trabaja y la parte correspondiente por sus ingresos de 40.000 euros anuales en el Ayuntamiento de Leganés por disfrutar de dedicación parcial.

El portavoz del PP, Miguel Ángel Recuenco, tuvo claro desde el primer momento que podían existir irregularidades y solicitó la creación de una comisión de investigación en el Ayuntamiento. Recuenco indica que pidió dicha comisión porque “hay que estudiar si hay presunta financiación irregular del partido ULEG en este caso”.
El portavoz popular añade que “desde un punto de vista ético es reprobable y desde un punto de vista judicial queremos hacer las averiguaciones oportunas para comprobar qué se está haciendo con esos recursos económicos”.

“TURBIAS MANIOBRAS”

Desde el PP quieren saber si “esos dineros de las arcas municipales están entrando en los bolsillos del señor Almagro o están yendo a otro sitio. La única manera que nos queda como partido de la oposición que quiere dar luz a estas turbias maniobras es llevarlos ante las instancias judiciales correspondientes”.