Por primera vez esta primavera se ha comenzado a registrar niveles altos de polen en la Comunidad de Madrid. Las autoridades sanitarias recomiendan que la persona alérgica debe conocer el tipo del polen al que es alérgico, los periodos del año de polinización, los niveles, y si es posible, la predicción de los tipos polínicos. También, debe seguir la medicación según las pautas prescritas por el médico, y en todo caso evitar el contacto del polen con las mucosas de la boca, nariz y ojos, empleando gafas de sol y mascarillas.

Sanidad recuerda que los fármacos antihistamínicos pueden producir somnolencia y disminución de la atención, lo que debe tenerse muy en cuenta a la hora de conducir y realizar otras actividades que requieran concentración. Se recomienda viajar en coche con las ventanillas cerradas y evitar, si es posible, desplazamientos en moto o bicicleta.

En los domicilios, se aconseja utilizar el aspirador y bayetas húmedas para limpiar el polvo, y emplear filtros de polen en el aire acondicionado de viviendas y también de los vehículos. Se debe tener en cuenta que las concentraciones de polen son mayores a primera hora de la mañana y última de la tarde.