Renfe Cercanías ha suspendido hasta 46 trenes de la circulación desde que arrancará la huelga de SEMAF el pasado jueves, 1 de octubre. Unos paros que este 5 de octubre viven su cuarta jornada y que se prolongarán el 8, 9, 11 y 12 de octubre, en pleno Puente del Pilar. Esto supone que actualmente circulan el 70% de los vehículos en la red ferroviaria madrileña.

La falta de trenes, la falta de maquinistas y el temor a que Renfe transfiera competencias a comunidades como Valencia y Cataluña están detrás de las causas de esta huelga convocada por maquinistas. De hecho en estas dos regiones también se notan los efectos de estos paros. Por lo que en total, en toda España, hasta 178 trenes de Cercanías se han suprimido de la circulación.

Sin embargo, la compañía pública dice que  “no hay motivos para esta huelga”, ya que la empresa dice estar cumpliendo el plan de empleo pactado con los sindicatos y quiere incorporar al servicio este año 920 maquinistas nuevos.

Sea como fuere, quien finalmente está pagando los efectos de este conflicto es el viajero.