El servicio municipal de Emergencias (PIMER) y los Bomberos de la Comunidad de Madrid han rescatado a un bebé que quedó encerrado en el interior de un vehículo por descuido, según ha informado Jefatura de Policía local en redes sociales.

Tras el aviso, los servicios de emergencia se personaron en el lugar y terminaron fracturando una de las ventanillas para poder acceder al interior del vehículo. El pequeño resultó totalmente “ileso”, según las mismas fuentes.

Por otro lado, durante el fin de semana, la Policía local interpuso medio centenar de denuncias contra ciudadanos pinteños por incumplimiento de las restricciones durante la desescalada del estado de alarma.

Según los datos que han trascendido, el sábado se propuso a 27 ciudadanos para ser sancionados, y el domingo, a otros 12.