El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, consejero de Presidencia, y portavoz del Ejecutivo regional, Pedro Rollán, ha asistido este lunes a la colocación de una placa en homenaje a Sandra Palo que dará nombre un conjunto de edificios destinados a servicios sociales. En el acto también han estado los padres de Sandra Palo y la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández.

Este conjunto residencial, situado en la calle Concha Espina de Getafe, forma parte de un grupo de edificios en el que se encuentran el centro de Rehabilitación Psicosocial, el centro de Rehabilitación Laboral y dos pisos supervisados por la Comunidad de Madrid.

En el acto, Rollán ha dicho que se recuerda a quien “hoy no está entre nosotros pero sí su memoria y su cariño, pues los que ya tienen una cierta edad tienen conocimiento de quién era Sandra y lo que ocurrió, pero los más pequeños, al paso de diez o quince años, ya no tendrán esa secuencia histórica, aunque a partir de ahora sí la tendrán”.

Rollán ha manifestado que “es un honor que la familia haya aceptado el que se le distinga con este nombre porque la memoria es algo muy importante”, y ha rechazado los ataques al monolito de Sandra Palo ocurridos los últimos meses en el parque Castilla La Mancha.

María del Mar Bermúdez, la madre de Sandra Palo, ha subrayado que actos como éste sirven para que “jamás se olvide el nombre de Sandra, por lo que es un día muy emotivo, aunque lo ensucia un poco lo del monolito, que ya son tres veces las que han quitado la placa”.

“No tiene sentido que se la lleven para hacernos daño, sin saber porqué, ya que no admiten ni que tenga una flor, todo lo que pongas se lo llevan”, ha criticado Bermúdez, y ha recordado que se pusieron dos denuncias en comisaría por vandalismo