Foto vía Twitter @darvenjedi

La mañana de este 18 de febrero en la C-4 de Cercanías ha sido un caos. Trenes que llevaban más de 15 minutos de retrasos en Parla, trece minutos de espera en Getafe Central o hasta un tren que ha tenido que ser desalojado en Las Margaritas (Getafe) ha sido lo que han tenido que soportar los viajeros este martes.

“Usen el transporte público si quieren llegar tarde a todos lados. Lo de esta mañana en Parla ha sido vergonzoso. Una hora para llegar a Atocha”, se quejaba una usuaria. “Otro día de retrasos. Que sinvergüenzas sois”, espetaba otro viajero sin que Cercanías Madrid diera una explicación sobre los motivos de esta frecuencia.

En otras líneas, como la C-3, que comunicad Pinto y Getafe con la capital, los servicios de información telemática no funcionaban esta mañana, aunque no se han registrado incidencias más allá de las habituales.

PUNTUALIDAD AL 97%, SEGÚN RENFE

Eso sí, la semana pasada desde Renfe apuntaban que en general, en todas las líneas de Cercanías de Madrid, la puntualidad de los trenes durante el año pasado alcanzó el 97,06 por ciento, lo que supone el mejor dato registrado en esta modalidad de transporte desde 2015.

Algo que, sin embargo, dista mucho de la percepción que tienen los viajeros que a diario sufren las averías y retrasos del servicio. Sobre todo en la C-3, la C-4 y la C-5