El PSOE de Fuenlabrada ha hecho balance de los resultados obtenidos en las elecciones municipales del 26 de mayo. Y como no podía ser de otra manera, este ha sido positivo, pues los socialistas seguirán gobernando la ciudad y con mayoría absoluta.

Así el secretario general del partido, Manuel Robles, ha celebrado los “magníficos resultados” cosechados que a su juicio tienen dos lecturas. “Los vecinos respaldan las políticas que viene realizando estos años el PSOE y además reconocen el año y medio de trabajo que ha venido desarrollando Javier Ayala como alcalde”.

Robles se ha mostrado “muy contento de haber recuperado la mayoría absoluta en una ciudad de tradición socialista”. Lo que a su juicio significa que “el proyecto tiene fuerza” y que “el cambio de generación en la Alcaldía se ha demostrado con el tiempo acertado”.

Al mismo tiempo, el secretario general de los socialistas fuenlabreños ha hecho hincapié en el “estancamiento del resto de fuerzas”. Como por ejemplo Ciudadanos, que seguirá con cuatro concejales. “Ha sido un voto más de marca que de candidatos”, ha señalado Robles.

La entrada de VOX, con dos ediles, la ha achacado al “fracaso del PP” y de su líder Sergio López, al que ha calificado como “el gran perdedor”, recordando que desde 2011 ha perdido 8 concejales. Según Robles, “tendría que plantearse una renovación de liderazgo”, porque “su modelo ha dado alas a VOX”. Una remodelación que el exalcalde también ha recomendado a Podemos y a la división producida en la marca Ganar Fuenlabrada.

“RESPONSABILIDAD” Y “ORGULLO”

Por su parte el actual alcalde en funciones, Javier Ayala, también ha mostrado su alegría por los resultados obtenidos. Así ha manifestado sentirse “contento” e “ilusionado” al mismo tiempo que ha reconocido que es una “responsabilidad“.

“No voy a tolerar en el Pleno actitudes que rayen cuestiones anticonstitucionales o vayan contra los derechos de la ciudadanía”, ha dicho Javier Ayala

Y es que Ayala es el tercer alcalde más votado a nivel nacional de entre las ciudades con más de 100.000 habitantes. Lo que le lleva a comprometerse a “trabajar duro para todos y para no defraudar a los vecinos que han depositado su confianza en nosotros”.

Al mismo tiempo, y pese a la clara mayoría absoluta, Ayala se ha mostrado “abierto a hablar con otras fuerzas de izquierda que quieran sumar a nuestro proyecto”. Lanzando, finalmente, un mensaje directo a VOX, a quién ha dicho que “no voy a tolerar en el Pleno actitudes que rayen cuestiones anticonstitucionales o vayan contra los derechos de la ciudadanía”.