Ruth_Pascual_Equo_Fuenlabrada_18
Ruth Pascual, candidata de EQUO a la Alcaldía de Fuenlabrada

En noviembre de 2018, los concejales de EQUO Fuenlabrada Ruth Pascual y Alejandro Álvarez, dejaban Ganar Fuenlabrada por las diferencias programáticas con Podemos y el resto de confluencias e iniciaban en solitario el camino a las elecciones municipales del 26 de mayo.

“EQUO está muy consolidado en la ciudad. Nos presentamos por separado porque la gente más cercana, de colectivos y con quienes hemos trabajado, nos lo ha pedido. Saben que tenemos un proyecto de ciudad definido. Partimos de la ecopolítica y el ecofeminismo y es algo que no entienden el resto de partidos”, explica Ruth Pascual en la redacción de Al Cabo de la Calle.

Nos presentamos por separado porque la gente más cercana, de colectivos y con quienes hemos trabajado, nos lo ha pedido

Ella es la candidata de EQUO a la Alcaldía y Alejandro Álvarez el número dos. Concurren como marca política propia, entre otros objetivos, para lograr una Fuenlabrada “más sostenible, más inclusiva y que tenga en cuenta a las personas, a los animales y al medio ambiente”.

Con estas metas abogan por lograr el mayor número de votos, despejando al fantasma del voto útil que tanto ha funcionado en las pasadas elecciones generales. “Lo que hay que pensar es que los votos son individuales, no pertenecen a los partidos. Nosotros damos valor a cada voto, vaya a un partido pequeño o grande. Y en Fuenlabrada no nos vamos a encontrar con ese pensamiento de voto útil, porque si votas en conciencia siempre será un voto útil”.

Y para lograr ese apoyo de la ciudadanía, desde la formación verde presentan una serie de iniciativas donde la movilidad sostenible y el ahorro a las familias casan en un primer plano. Así, EQUO apuesta porque Fuenlabrada solicite ya el cambio de zona tarifaria del actual B2 al B1.

Nosotros no queremos que se subvencione con dinero público el maltrato animal

“Muchas familias fuenlabreñas cogen el coche para ir hasta Parque Polvoranca y de allí van a Madrid porque les sale más económica. Así no se fomenta el uso del transporte público frente al vehículo privado. Por eso tenemos que solicitar que nos pasen a zona B1 como ya han hecho otros municipios. Esta medida busca mejorar la economía familiar de nuestras vecinas a la vez que pretende fomentar el transporte colectivo como medio más sostenible y saludable, y además ahorraría en torno a 100 euros anuales el gasto de las familias en transporte”, sostiene Pascual.

OCIO SALUDABLE FRENTE A LAS CASAS DE APUESTA

“Hay diferentes tramos de edades, como de los 12 a los 16 años, en los que falta ocio saludable. No hay propuestas y eso hace que los jóvenes deriven su ocio a las casas de apuestas. Por eso entendemos que hay que dinamizar los barrios para que tengan vida. Si les damos vida a los barrios evitamos que se queden los locales vacíos y se conviertan en establecimientos de juego. Además la cultura tiene que estar en la calle y ser accesible a todas las personas”.

FESTEJOS TAURINOS

Como formación animalista, EQUO sigue defendiendo que no se subvencione con dinero público los festejos taurinos. De hecho esa es una de sus líneas rojas para futuros pactos después del 26 de mayo. “No planteamos eliminar los festejos taurinos porque no es competencia municipal. Lo que planteamos es no subvencionar con dinero público el maltrato animal. Si hay quien lo pague, tristemente seguirán existiendo espectáculos taurinos. Pero nosotros no queremos que se subvencione con dinero público el maltrato animal”.

ECONOMÍA Y EMPLEO

A las formaciones ecologistas se las suele achacar, generalmente, la falta de propuestas en materia económica y de empleo que vayan directamente al bolsillo del contribuyente. Lo que se conoce como la economía de a pie. La del día a día. Sin embargo desde EQUO tratan de huir de este cliché y se presentan a estas elecciones como la alternativa ecologista de izquierdas en la ciudad.

Queremos una Fuenlabrada más sostenible, más inclusiva y que tenga en cuenta a las personas, a los animales y al medio ambiente

Para ello, la candidata de la formación verde propone “bonificaciones fiscales a las empresas que sean medioambiental y socialmente responsables. Es una forma de incentivar que las empresas tengan en cuenta a Fuenlabrada y que las empresas sostenibles se asienten en nuestro municipio”.

Esta “fiscalidad verde” para las empresas también se traslada a las familias fuenlabreñas. “Queremos también que haya bonificaciones para las familias que pongan en sus hogares medidas energéticas eficientes. Eso se lo tiene que compensar la administración. Pero creemos que los impuestos son importantes porque son los que dan calidad de vida a la ciudad”.

VIVIENDAS DE BANCOS

Y para recaudar, finalmente, la candidata de EQUO en Fuenlabrada insiste en que se ponga en marcha “la recaudación del 50% del IBI a las viviendas vacías de los bancos. Hacemos hincapié que solo de los bancos. Eso está aprobado en Fuenlabrada pero no se aplica. Y debería hacerse porque si los bancos tienen vivienda vacía que no ponen a disposición de la ciudadanía tienen que pagar ese recargo de IBI”.

Para ello recuerdan que en su momento “hicimos un cálculo desde 2014, cuando se aprobó esta medida, y llevan seis años sin que se cobre. Serían unos tres millones de euros que tendría de más el municipio para gastar en políticas sociales, medioambientales y animalistas”.