El Consejo Superior de Deportes ha comunicado este jueves que el Ministerio de Sanidad ha validado la práctica totalidad del protocolo sanitario para la vuelta a los entrenamientos que se remitió al departamento que comanda el ministro Salvador Illa la pasada semana. Este protocolo será público en los próximos días, ya que necesita adaptar su contenido a las órdenes ministeriales que el Gobierno prevé aprobar estos días para el inicio de la desescalada.

Respecto a las pruebas diagnósticas para la detección de la COVID-19, éstas no serán masivas ya que el Consejo ha transmitido que los servicios médicos de los clubes de ligas profesionales podrán efectuarlo conforme a lo previsto en la orden ministerial SND/344/2020, que especifica entre los requisitos para la realización de estas pruebas diagnósticas que “deberán ser prescritas por un facultativo de acuerdo con las directrices, instrucciones y criterios acordados al efecto por la autoridad sanitaria competente”.

Cabe recordar al respecto que durante esta primera fase de la desescalada los entrenamientos serán, en todo caso, básicos o individuales. Además, se recuerda que desde el CSD que nos encontramos en medio de una crisis muy dinámica y que el avance o retroceso de las fases previstas inicialmente se producirá en función de la evolución de la pandemia.

CONSIDERACIÓN ESPECIAL PARA LOS DEPORTISTAS PROFESIONALES, FEDERADOS Y DE ALTO NIVEL

En el seno de esta primera fase (Fase 0) tendrán una consideración especial los deportistas profesionales, federados y de alto nivel (los llamados DAN). Desde el Consejo se ha informado también de la creación de un mecanismo interno para atender consultas sobre el retorno a la actividad deportiva a lo largo de las próximas semanas, dada la enorme casuística imperante en un ámbito tan relevante como el del deporte.