La polémica surgida por la invasión de competencias atribuidas a los bomberos de PIMER Protección Civil de Pinto no parece dar tregua. Israel Naveso González, responsable del Sindicato de Bomberos de la Comunidad de Madrid, y , representante en Madrid de la Coordinadora Unitaria de Bomberos Profesionales, la más importante a nivel nacional, no descarta emprender la vía judicial si el Ayuntamiento de Pinto continúa vulnerando el protocolo de coordinación operativa entre el Cuerpo y PIMER-Protección Civil de Pinto que firmó personalmente el concejal de Seguridad de Pinto, Raúl Sánchez. Un protocolo que no se está cumpliendo a juicio del Sindicato de Bomberos.

“Lo vulneran de forma sistemática”, dice Israel Naveso, que ante todo deja claro que “como apoyo sanitario, trabajo de prevención con su ambulancia, no hay ningún problema. El problema viene cuando realizan funciones de extinción de incendios, que no les compete. No queremos que desaparezca el PIMER, pero sí que asuman sus funciones, que las tienen y se recogen en el protocolo”. Por eso insiste en que “si el problema está en sus responsables, tendrán que pedirles responsabilidades, pero no vamos a permitir que cualquiera pueda decir que es bombero y puede hacer lo mismo que un bombero, porque si se permite esto en Pinto, habrá otro municipio que haga lo mismo y está en juego nuestro futuro y sobre todo la seguridad de los vecinos”.

En este sentido, Naveso recuerda que en Pinto “la tasa municipal que se paga a bomberos de la Comunidad de Madrid, por ser municipio de más de 20.000 habitantes, es de 1,6 millones de euros al año para que se preste servicio desde el Parque de Parla. Son unos 30 euros por habitante. A lo que se suma un cuarto de millón de euros que tiene al año PIMER. Ahí es donde vemos que hay una duplicidad evidente. Se le está cobrando a los pinteños por dos sitios diferentes un mismo servicio”. E insiste el responsable del Sindicato de Bomberos que “si Pinto quiere tener su propio Parque de Bomberos que lo haga, lo construya y saque una oposición como han hecho municipios como Leganés, Fuenlabrada o Móstoles. Pero no es así. Ellos hacen un servicio que no es legal y no son bomberos”. Por ello se pregunta “cómo se puede cobrar por dos lados diferentes un mismo servicio”.

PROBLEMA HEREDADO

El problema entre PIMER y los bomberos viene de lejos. Así lo recuerda Israel Naveso. “El actual Ayuntamiento se encuentra con un problema heredado y cuando ha llegado el momento no han tenido el valor suficiente de tomar cartas en el asunto y han seguido adelante con un proyecto iniciado por el Partido Popular, que lo está manteniendo un partido que, teóricamente, es opuesto”, en referencia a Ganemos Pinto. En este sentido recalca que “esto está suponiendo mucho dinero anualmente al municipio”, y advierte que “además va a pasar algo, un accidente por ejemplo porque nos pasa también a nosotros como bomberos y PIMER no se da cuenta que si ocurre algo, o cometen un error, como no es su competencia, los responsables directos van a ser sus jefes políticos”.

“El actual Ayuntamiento no ha tenido el valor de tomar cartas en el asunto”, dice Israel Naveso

Así, el responsable del sindicato de Bomberos de la Comunidad de Madrid apunta directamente a David Rodríguez Bermudez, jefe de División de PIMER, pero también al concejal de Seguridad y el propio alcalde, Rafael Sánchez. “Son los políticos los que no asumen sus competencias y responsabilidades. Los trabajadores de PIMER hacen lo que sus jefes les dicen. Y el problema localizado, según nos dicen, es David Rodríguez Bermudez, jefe de División, que dudamos que naturaleza tiene su cargo. Este señor dice que no cumple el protocolo porque a su juicio no es legal, ya que él es el máximo responsable de la seguridad del municipio y no estuvo presente en las reuniones que se llevaron a cabo entre Jefatura del Cuerpo de Bomberos, Dirección General y el Ayuntamiento de Pinto y además ha llegado a manifestar que el concejal no era quien para firmar ese protocolo”, apunta el portavoz del Sindicato de Bomberos, en unas declaraciones que señalan una evidente y palpable falta de autoridad en Pinto.

Y es que, según recuerda Israel Naveso, “por encima de David Rodríguez Bermudez están el concejal de Seguridad y el alcalde como último responsable, y no hacen nada. Por eso hemos solicitado saber qué concursos ha pasado para tener ese cargo”, explica de forma tajante sin exonerar a la Comunidad de Madrid, la otra firmante del protocolo “porque sabe que ha firmado un protocolo que no se está cumpliendo”.

PARQUE DE BOMBEROS

Desde el Sindicato de Bomberos proponen al Ayuntamiento que pida un Parque de Bomberos propio como solución a este conflicto. “Entendemos que un municipio que no tiene bomberos y paga por ello quiera hacerle ver a sus ciudadanos que no tiene parque pero tiene este servicio. Pero si no quieres construir un Parque, abre una vía con la administración para pagar menos que otro municipio que sí tiene Parque. Eso es hacer política. No puede ser que no te quejes de que no tienes Parque de Bomberos y además te gastes en mantener un servicio como PIMER que no son bomberos”, insiste Naveso, que vuelve a reiterar que “el problema es que son políticos que no hacen política y como el dinero no es de ellos, pues cobran por dos lados diferentes y aquí no pasa nada. Hasta que pase”.

Finalmente, recuerda que “el propio concejal asume una mentira que de tanto repetirla se la ha creído, como es que los bomberos de Parla tardan veinte minutos en llegar a Pinto cuando no tardan ni más de cuatro minutos. Y le hemos invitado y le invitamos a que cualquiera lo compruebe”.