El Pleno de Leganés, que tenía lugar este jueves desde las 16.00 horas, se ha vuelto a suspender como ya ocurriera en julio. En esta ocasión por la protesta de un grupo de personas sin hogar que han desplegado una pancarta contra el alcalde, Santiago Llorente.

En la misma se podía leer: “El alcalde Llorente desprecia al indigente”. Y todo debido al cierre durante el verano del comedor social Paquita Gallego.

“En lugar de escuchar a los vecinos de Leganés, sobre todo a los que duermen en la calle, ‘el ausente’ Santiago Llorente prefiere suspender el Pleno y ausentarse una vez más de sus obligaciones”, ha dicho el portavoz del PP local, Miguel Ángel Recuenco.

Además de la pancarta, este grupo de personas ha empezado a silbar al regidor, provocando una “situación muy tensa”, según fuentes municipales. Por lo que Llorente no ha tenido más remedio que suspender de nuevo la sesión plenaria.

Un Pleno donde se iban a debatir hasta 37 mociones. Entre ellas, las de otorgar una subvención de 500.000 euros al arreglo de la Iglesia de San Salvador, modificaciones presupuestarias, la situación del arbolado de la ciudad o la limitación de las casas de apuestas.

ALIMENTACIÓN CUBIERTA

Las mismas fuentes del Ayuntamiento de Leganés no entienden estas protestas, toda vez que “en agosto logramos que quedase cubierta su alimentación en un restaurante de la localidad a cargo del Ayuntamiento”. Y recuerdan, en este sentido, que el comedor Paquita Gallego no abre nunca en agosto.