Finalmente la UEFA ha tenido en cuenta las especiales circunstancias que rodeaban los enfrentamientos de octavos de final Inter-Getafe y Sevilla-Roma y ha decidido suspender los dos compromisos a la espera de encontrar una soluación satisfactoria para resolver ambas eliminatorias.

A través de un comunicado, el máximo organismo del fútbol europeo explicaba que “como resultado de las restricciones de viajes entre España e Italia impuestas por las autoridades españolas, los partidos Inter-Getafe y Sevilla-Roma no tendrán lugar este jueves como estaba previsto”.

Poco después de que se oficializase esta suspensión, el director general del Getafe, Clemente Villaverde, comparecía en la sala de prensa del Coliseum para mostrar su agradecimiento a UEFA “por haber sabido comprender las circunstancias que rodeaban estos partidos. Nos está tocando vivir una situación que no tenemos controlada y esto no ha hecho más que empezar”, opinaba, “así que la respuesta ha sido rápida, eficaz y perfecta”.

OPCIÓN DE RESOLVER LA ELIMINATORIA EN CAMPO NEUTRAL

Llegados a este punto, el director general de la entidad azulona confiaba en que “en un corto plazo se decida cual va a ser la solución a estas dos eliminatorias y una de ellas puede ser la de jugar a partido único”, admitía antes de sostener que “la lógica hace pensar que no se juegue en las ciudades donde se ha generado el problema”, lo que allanaría el terreno hacia un solo duelo en campo neutral”.

Lo que sí remarcaba Villaverde es que “la relación con el Inter y con la UEFA ha sido diaria y las tres partes”, recalcaba, “hemos tenido conocimiento en todo momento de lo que pasaba”.

Respecto a la postura de los jugadores, indicaba que “ha sido la de entrenar y preparar los objetivos. Han estado al margen de la situación institucional. Ellos donde hablan es en el terreno de juego”, mientars que en el caso de Bordalás “se dedica a los temas técnicos y deportivos que forman parte de su función y la sociedad es la que toma las decisiones que tiene que tomar”.