El Pleno de Fuenlabrada ha aprobado crear una comisión especial, con la representación de todos los grupos políticos, para estudiar la modificación del Reglamento Municipal. Pese a contar el PSOE con mayoría absoluta en la ciudad, desde el Ejecutivo de Javier Ayala quieren que los grupos de la oposición haga “sus aportaciones y propuestas y participar en los cambios”.

Pese a ello, la oposición (VOX, PP y Ciudadanos) ha votado en contra de crear esta comisión. Así la portavoz de VOX, Isabel Pérez, ha dicho que se trata de una “mordaza”, con la que los socialistas quieren “coartar los derechos de la oposición para no fiscalizar la actuación del Gobierno”. Así han pedido “que haga falta el voto de dos tercios del Pleno y no solo mayoría absoluta para este tipo de modificaciones, donde el equipo de Gobierno acorrala a la oposición”.

Noelia Nuñez, desde el PP, ha recordado que hace un año se modificó el Reglamento con consenso en Junta de Portavoces y considera que la propuesta “nace viciada”, porque “pretenden modificar el Reglamento escuchando a todos los grupos cuando hoy ya se trae una modificación del propio Reglamento. Eso es lo que les importa a ustedes la opinión de la oposición”, calificando finalmente de “pantomima” la propuesta.

Postura similar que ha defendido la portavoz de Ciudadanos, Patricia de Frutos, que considera que la propuesta del equipo de Gobierno es una “farsa” con la que intentan “blanquear su imagen”.

CONSEJOS DE ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS PÚBLICAS

La modificación a la que ha aludido la portavoz del PP se ha tramitado de urgencia para configurar los consejos de administración de las empresas públicas, cuyos nombramientos caducan por el “bloqueo de VOX”, según el PSOE.

“VOX ha bloqueado los nombramiento de los concejos de administración de las empresas públicas por querer expulsar la representación social y sindical de los mismos”, ha manifestado Raquel López, portavoz de los socialistas. “Todos los grupos tienen derecho a estar representados en los consejos de administración pero en función de su representación”, ha recordado, negándose en rotunda a que los sindicatos y asociaciones de la ciudad no puedan participar en estos consejos.

Por su parte el alcalde, Javier Ayala, ha espetado a los tres partidos si “tanto miedo les da sentarse en una mesa y debatir”, recordando que podrían haberlo hecho por su cuenta al tener mayoría absoluta.

Ayala, finalmente, se ha mostrado”sorprendido” de cómo se dejan “arrastrar” PP y Ciudadanos -que tendrá representación en todos los consejos de administración de las empresas públicas, al ser el principal partido de la oposición- por la actitud de VOX”.

Una vez aprobado el punto, PP, VOX y Ciudadanos se han ido del Pleno como señal de protesta.