Raventós, durante un partido (ACB Photo/Alba Pacheco)

Se puede decir más alto, pero difícilmente más claro de lo que lo hizo Josep María Raventós a la conclusión del partido del pasado sábado frente al UCAM Murcia. Los dos equipos más anotadores de la competición se veían las caras en tierras murcianas, pero el único que respondió a sus credenciales fue el conjunto murciano. El fuenlabreño se disolvió como un azucarillo en el segundo cuarto y encajó un demoledor parcial de 25-5 que sirvió para ilustrar el abultado 99-76 final. Ni los dos tiempos muertos que pidió ni el descanso sirvieron para enderezar el rumbo de otro partido para olvidar.

El problema es que no es la primera vez que el Urbas se ‘desenchufa’ de buenas a primeras y le endosan un parcial que luego le resulta imposible de recuperar. Le ocurrió en la primera jornada frente al Gran Canaria, cuando llegó a ir cediendo por 28-53. En aquella ocasión sí reaccionó y fue capaz de forzar una prórroga en la que acabó cediendo. Peor le fue ante Obradoiro, ya que su desventaja llegó a ser de 29 puntos y lo único que consiguió fue ‘maquillar’ el marcador final. Y como no hay dos sin tres, la tercera desconexión llegó en Murcia.

Y esta vez Raventós ‘explotó’ a la conclusión del encuentro por la actitud de sus pupilos. Bueno, más bien por su falta de actitud. “Murcia ha estado mucho mejor que nosotros, sobre todo en el segundo cuarto, en el que nos ha dejado en cinco puntos. Hemos hecho muy mal partido”, admitió con cierto tono diplomático. Pero a continuación decidió dejarse de excusas y fue directo al grano al afirmar que “mis jugadores no son conscientes de que tienen a una ciudad detrás. No pueden jugar en determinados momentos del partido con la actitud que han mostrado”.

“Durante la semana no han entrenado mal, pero luego no ha servido nada de lo que hemos hecho; habrá que ponerse a trabajar otra vez desde cero”

El técnico catalán explicó que “durante la semana no han entrenado mal, pero no ha servido nada de lo que hemos hecho”, por lo que indicaba que “habrá que ponerse a trabajar otra vez desde cero para tratar de ganar el próximo partido, que no será fácil porque viene el Real Madrid”.

Así las cosas, y aun reconociendo que “todavía estamos empezando la liga”, la reacción se antoja urgente, ya que el Urbas ha caído derrotado en cinco de los seis últimos compromisos y Raventós dice no conocer otra solución que “más cantidad de trabajo, más calidad de trabajo y más intensidad en el trabajo”.