Vecinos de la calle El Molar de Alcorcón han denunciando desde hace días la proliferación de incestos tipo galeruca, conocido como el escarabajo del olmo que puede llegar a volar e introducirse en los hogares. El Ayuntamiento lo achaca a “la ausencia de tratamientos, en el momento adecuado”, y ya ha anunciado que tomará una decisión urgente.

El concejal de Parques y Jardines, Raúl Toledano, ha dicho que “nada más iniciar el mandato descubrimos que el contrato para poner en marcha el control fitosanitario no había sido puesto en marcha, de modo que las acciones preventivas que deberían haberse llevado a cabo en el inicio de la primavera para limitar, precisamente, la incidencia de este tipo de plagas –así como otras más perjudiciales para la salud pública- no se había efectuado”.

Sin embargo, ha mostrado su preocupación por el surgimiento de esta plaga ya que “el hecho de que el anterior Equipo de Gobierno no aplicara las medidas necesarias para evitar los daños ocasionados por estas larvas está provocando alarma en algunas zonas de la ciudad; ahora, una vez que este problema ha surgido resulta bastante más complicado eliminarlas en pleno desarrollo que si hubiéramos limitado el brote de las mismas”, ha señalado.

El concejal ha anunciado que se ha iniciado el proceso de contratación para el Servicio de Gestión Integrada de plagas y asesoramiento según el R.D.1311 /2012 el cual, una vez se lleven a cabo los trámites de contratación legales establecidos, podría estar activo a finales del próximo mes previsiblemente. No obstante, ha anunciado que desde la concejalía ya se han iniciado las medidas alternativas de urgencia para solucionar el problema.

NO SE TRATA DE UNA PLAGA PELIGROSA

Si bien el edil ha hecho especial hincapié en que no se trata de una plaga peligrosa para la salud de la ciudadanía, aunque sí claramente molesta, ha confirmado que “una vez detectamos este problema hemos optado por una solución alternativa de urgencia que consiste en la aplicación de un tratamiento de choque en zonas especialmente afectadas”.

Raúl Toledano ha explicado que este tipo de soluciones están sujetas a una normativa específica que vela por sistema de Gestión Integrada y una correcta aplicación de estas técnicas para garantizar la seguridad de la ciudadanía y, en este caso, la legislación actual recomienda la aplicación de los llamados sistemas de endoterapia para casos de especial urgencia dada las molestias ocasionadas para la ciudadanía.

De este modo, esta solución inmediata que se está poniendo en marcha, y sobre la que se ha informado a los vecinos afectados que se pusieron en contacto con la Concejalía, consiste en inyectar el producto específico a los árboles para evitar que se prodiguen sustancias fitosanitarias que puedan afectar a los vecinos y vecinas. Gracias a este sistema, se interviene en los casos más molestos, árboles con viviendas cercanas, por lo que se espera que en los próximos días comiencen a ser visibles los efectos.